“Salvemos a San Nicolás”, campaña solidaria para evitar la subasta de un pueblo argentino de 270 habitantes


San Nicolas - ArgentinaLa la Asociación de Empresas de Servicios a Móviles (AESAM) habilita el número 7766 para enviar mensajes SMS con los que recaudar dinero para comprar las tierras y regalárselas a sus habitantes

Regalar un pueblo por Navidad. Ése es el objetivo que se ha propuesto la Asociación de Empresas de Servicios a Móviles (AESAM) para evitar la subasta de la pequeña localidad de Olivares de San Nicolás, en la provincia argentina de Córdoba. AESAM, que integra a las compañías más importantes del sector en España, acaba de poner en marcha
una campaña solidaria, “Salvemos a San Nicolás”, que trata de reunir,
mediante mensajes SMS, el dinero suficiente para evitar que salgan a subasta las 20 hectáreas donde se asienta este municipio.

La historia saltó a los medios de comunicación hace varias semanas. El
pueblo de Olivares de San Nicolás, con una población de 270 personas y 800 temporeros, se encuentra dentro de los terrenos de la empresa Olivares y Viñedos, una explotación con varias décadas de historia dedicada a la producción de aceitunas y aceite. En los últimos años, la mala situación económica ha llevado al dueño de la empresa a verse incapaz de afrontar la deuda contraída con el BBVA Banco Francés. Ante esta situación, un juez de Buenos Aires terminó anunciando la subasta de los terrenos, dentro de los que se enclava Olivares de San Nicolás, incluyendo tanto las viviendas de sus habitantes como el resto de sus instalaciones, incluidas la iglesia, el puesto de la Policía o las escuelas.

La campaña “Salvemos a San Nicolás” busca reunir los fondos necesarios para comprar a su dueño los terrenos correspondientes al pueblo y poder
regalárselos, posteriormente, a sus habitantes. Para ello, desde AESAM se ha habilitado el número 7766 para canalizar toda la ayuda posible. Para
participar, sólo es necesario enviar a ese número un SMS con el texto
“SALVEMOS”. Todos los beneficios obtenidos se destinarán íntegramente a la adquisición de los terrenos.

La población de Olivares de San Nicolás necesita una respuesta urgente. El pasado 18 de diciembre logró aplazarse el “remate” o subasta de las
propiedades, pero el problema no ha sido resuelto. La desesperación de los habitantes por el incierto futuro de sus viviendas es tal que han llegado a ofrecer como garantía la futura cosecha de aceitunas, única fuente de ingresos de que disponen.

“En la Asociación nos llamó la atención una historia tan sorprendente como dramática. En seguida nos pusimos en marcha para poner nuestros recursos técnicos y nuestra experiencia en acciones solidarias para salvar un pueblo que, casualmente, lleva el nombre de un personaje tan navideño como San Nicolás”, explican desde AESAM. “Esperamos lograr que el mejor regalo que reciban en estas fiestas sea la tranquilidad de saber que seguirán viviendo en sus hogares”, añaden.

Más información: www.salvemossannicolas.com

[tags]SMS[/tags]