Samsung Galaxy S5 es difícil de reparar


ifixit-galaxy-s5

El Galaxy S5 es el nuevo buque insignia de la firma surcoreana Samsung, el mismo smartphone que presume de ser resistente al agua, además de ofrecer la posibilidad al usuario de reemplazar la batería, también se puede aumentar la memoria interna por medio de las famosas tarjetas microSD, una interesante opción que parecen haber olvidado los otros 

 

No obstante, en iFixit nos informan que al desarmar la unidad todo cambia respecto a su antecesor, el Galaxy S4.

El problema del Galaxy S5 es el modo de ensamblaje del terminal, ya que para sustituir un componente, sea cual sea, se debe retirar obligatoriamente la pantalla. Como pueden darse cuenta, es un trabajo bastante complicado en el que se necesita aplicar calor al cristal y hacer uso de varias cuñas que servirán para levantar la protección. Es un trabajo que cualquier usuario no puede hacer, si su Galaxy S5 debe repararse no lo podrán hacer ustedes mismos.

Si dejamos de lado este problema, el resto de componentes son bastante accesibles. Por cierto, el estudio del equipo de iFixit finaliza destacando un par de sensores, el sensor de frecuencia cardíaca y el lector de huellas digital, dos componentes que pertenecen a Synaptics, y asegurando que el Galaxy S5 presenta muchas complicaciones para abrirlo, pero de todos modos no es tan complicado como el iPhone 5S o el HTC One M8.