Samsung Galaxy S5 será presentado en el MWC 2014


samsung-mwc

Los grandes fabricantes de dispositivos móviles parecían decididos a privar al Mobile World Congress de sus lanzamientos del año, sus buques insignia, sus ‘flagship phones‘. Samsung, que ha convocado el Unpacked 5 para el 24 de febrero, lo va a hacer diferente en 2014 con la más que probable presentación del que será su principal móvil del año: Samsung Galaxy S5.

Aunque resulte paradójico, últimamente los fabricantes no estaban presentando sus grandes teléfonos del año en la feria más importante de móviles del mundo. A nadie se le escapa que Applesiempre se ha mantenido al margen de la feria, pero además los anuncios de los fabricantes de algunos de los mejores móviles de los últimos años se han venido produciendo fuera de la feria, antes o después. El motivo, seguramente, fuese que no se diluyeran en un mar de anuncios de nuevos móviles y concederles mayor peso con eventos propios.

Ocurrió el año pasado por ejemplo que el HTC One, uno de los mejores terminales Android de 2013 y uno de los mejores Android que se pueden encontrar de forma absoluta, fue presentado algunos días antes de la celebración de la feria de Barcelona, pero no allí. El HTC One Max, por su parte, llegó muchos meses después. La compañía, sin embargo, sí que presentó en el MWC 2012 su nueva línea One y el X era su ‘flagship phone’ ese año.

LG, aunque sí que llevó a la feria en 2013 el Optimus F7 o el Optimus F5, tampoco desveló sus dos grandes ‘smartphones’ para 2013, el Optimus G y el G2, en el MWC. Estos fueron presentados en agosto de 2012 y 2013, respectivamente.

También el año pasado, Nokia mostró en el Mobile World Congress nuevos Lumia (los modelos 720 y 520), pero no el 1020. El mejor ‘smartphone’ creado por la finlandesa, ahora propiedad de Microsoft, se presentó en sociedad en julio de 2013.

Otra que sirve para ilustrar esta tesis de clamorosa ausencia de buques insignia en el MWC es Sony. La japonesa acudió a la edición de 2013 de la feria con una única novedad: la fecha de lanzamiento en Europa del Xperia Z Tablet. La tableta ya se conocía y el Z Ultra y el Z1 se anunciaron después, en junio y en septiembre (IFA de Berlín), respectivamente. De momento, sabemos que Sony llevará al MWC 2014 los ya conocidos Z1 Compact y Core, pero no si presentará alguna otra apuesta potente como el Z2.

Huawei no siguió tan al dedillo esta tendencia de «no buques insignia» y anunció el año pasado Ascend P2, un móvil bastante potente para su catálogo. Eso sí, no iba a ser su apuesta más potente del año, ya que lo mejor de la china estaba por llegar. La compañía esperó algunos meses (hasta junio, concretamente) para desvelar un dispositivo que superaba ligeramente al P2 y se convertía en el buque insignia de la china en 2013: el Ascend P6.

UNA TENDENCIA QUE SAMSUNG QUIERE ROMPER

Aunque hay algunas salvedades, los últimos años han dejado clara una tendencia entre los fabricantes: no presentar sus buques insignia en la feria. La explicación seguramente sea no tener que competir con el resto a la hora de conseguir presencia mediática para el que va a ser su lanzamiento del año; y también dejar sitio a otros móviles que en condiciones normales, fuera de la fiebre del MWC, atraerían menos atención.

Así llegamos a Samsung, el rey de los ‘smartphones’ en general y de Android en particular. La surcoreana presentó su primerGalaxy S en marzo de 2010, no en el Mobile. Sin embargo, su sucesor, el que empezó a popularizar la gama alta de la compañía, fue desvelado en el Mobile World Congress de 2011. Ahí se quedó la presencia de los Galaxy S en Barcelona.

Lamentablemente para los asistentes a la feria, el S3 y el S4 no corrieron la misma suerte y fueron presentados en sendos eventos en Londres y Nueva York en 2012 y 2013, algunos meses después de la cita en Barcelona. El año pasado, la principal novedad de Samsung en el MWC en el terreno de los dispositivos móviles fue el ‘tablet’ Galaxy Note 8, cuyo peso para la compañía no se puede comparar con el más potente de los ‘smartphones’ Galaxy S.

Con este panorama, la edición del Mobile World Congress de 2013 dejó en muchos la sensación de poca novedad, repetición de formatos -como los ‘phablets’ que enseñaron todos- y, especialmente, el anuncio de un gran buque insignia. Seguramente este año, de nuevo, volveremos a ver móviles y tabletas clónicos y desde luego que habrá tendencias que inundarán la feria hasta el hartazgo, como la tecnología ponible -pulseras, relojes, gafas, camisetas y un largo etcétera-, pero afortunadamente algo ha cambiado.

Este año Samsung va a romper con eso y convertirá el Mobile World Congress en el evento de presentación de su buque insignia para 2014, lo cual es buena noticia para la feria y sus asistentes. Samsung, a día de hoy, puede permitirse sacar pecho entre todos los expositores que acudan a Barcelona con un producto que a todos pone los dientes largos, el Galaxy S5, y un evento que ya es una marca, los Unpacked. El problema para el resto es que la envergadura de la surcoreana podría crear una alargada sombra.¿Se atreverá alguna otra compañía a desvelar un ‘flagship phone’?