Sanyo estudia vender su división de fabricación de móviles


Sanyo Electric está pensando vender sus deficitarias operaciones de móviles y está en conversaciones con fabricantes locales de teléfonos móviles como parte de una iniciativa para deshacerse de negocios problemáticos o secundarios, dijo una fuente cercana.

Agencias – Sharp y Kyocera están entre los posibles candidatos para comprar la unidad, dijo el lunes la fuente.

Sanyo y la mayoría de los otros fabricantes japoneses de móviles atraviesan por una situación difícil ya que la competencia se ha endurecido con la entrada de muchos más jugadores como la finlandesa Nokia y la estadounidense Motorola, mientras se enfrentan a un mercado local ya maduro.

El pasado año Sanyo alcanzó un acuerdo con Nokia para fabricar móviles juntos. Pero el mayor fabricante de móviles del mundo abandonó el plan poco después.

«¿Puede la división de móviles de Sanyo funcionar sola? Es bastante improbable», dijo Michito Kimura, analista en la firma de investigación IDC.

«La venta de su unidad de móviles no necesariamente puede inyectar vigor a Sanyo en su totalidad, pero puede ser peligroso mantener el negocio tal como está».

Sanyo es el noveno fabricante de móviles del mundo con un 0,8% de cuota en el primer trimestre de 2007 en términos de unidades vendidas a clientes finales, según la firma de investigación Gartner.

La empresa, con sede en Osaka, espera vender alrededor de 11 millones de unidades de móviles en el año fiscal que termina en marzo de 2008, una cifra inferior a lo inicialmente estimado de unos 12,5 millones de móviles.