Sarkozy, ¿borracho en la cumbre del G-8?


Más de un millón de internautas descargaron un vídeo del presidente francés Nicolas Sarkozy en la reunión del G8 en Alemania, divulgado por un informativo belga cuyo presentador insinuó que el mandatario había bebido previamente algo más que agua.

No se sabe si ha habido amenazas de por medio, pero lo cierto es que los asesores de imagen del Presidente francés Nicolas Sarkozy han conseguido que las televisiones galas no emitan unas curiosas imágenes suyas. Corresponden a una rueda de prensa en la cumbre del G-8 en la que el nuevo presidente aparece ligeramente «indispuesto».

El extracto, convertido en un verdadero éxito en páginas de intercambios de vídeos como YouTube, había sido consultado más de un millón de veces el martes a mediodía y provocó numerosos comentarios en la red.

 

Sofocado y muy risueño
El presentador belga que animaba el informativo de aquel día pidió disculpas el martes a los representantes diplomáticos franceses en su país vista la amplitud que toma el asunto. En Francia las imágenes no fueron mostradas.

El vídeo muestra el inicio de la rueda de prensa de Sarkozy el pasado 7 de junio después de una reunión con su homólogo ruso Vladimir Putin, al margen de la cumbre del G8 de Heiligendamm (Alemania).

Sarkozy se disculpa por el retraso «que se debe a la extensa entrevista con Putin» y, visiblemente sofocado, tiene problemas para terminar sus frases y apenas puede contener la risa.

El presidente francés «salía de una entrevista con su homólogo ruso Vladimir Putin y al parecer, no había bebido sólo agua», resumió el presentador belga. Los portavoces de la presidencia declararon que no tienen por costumbre «comentar bromas de mal gusto».

Sarkozy, de 52 años, tiene la reputación de ser abstemio e intenta mostrar una imagen de un hombre dinámico y amante de la vida sana.