¿Se inspiró Second Life en una novela española?


Un joven periodista, Josep Maria Andrés, publicó en 2003 una novela en la que dibujó un mundo virtual que mucho más tarde popularizaría ampliamente Second Life.

España año 2002. Internet pasa por sus peores momentos y los grandes promotores de la llamada burbuja tecnológica vuelven a sus cuarteles de invierno abandonando a su suerte a centenares de empresas punto com.

Una minoría eran puro humo. Habían nacido copiando modelos de negocios exitosos (algo que también sucede ahora con las redes sociales, redes de weblogs y portales de intercambio de vídeos) creyendo que si una había triunfado también su «clónico» tendría semejante suerte.

Otras, la mayoría, eran apuestas hacia el futuro cuyo éxito no podía medirse comparándolo con otros fenómenos triunfales y que basaban su desarrollo en el esfuerzo de sus promotores y la capacidad de sus líderes para avanzarse a lo que podrían ser en el futuro las nuevas tendencias que acapararían la atención de los internautas.

Estas son las que lo pasaron peor. Si en EEUU lo tenían difícil, peor lo tenían en España, donde las factorías punto.com y los escasos inversores cerraban sus oídos a algo que supusiera un mínimo riesgo y que no tuviera como modelo algo que hubiese triunfado en la «capital mundial de Internet».

En ese marco, un joven periodista, Josep Maria Andrés, hasta entonces redactor del diario digital Noticias.com y hoy coordinador de la edición catalana de Noticiasdot.com se volcaba a escribir una novela, «Buena suerte en MundoClon.com», en la que planteaba un mundo futuro basado en la red y cuya semejanza con el hoy popular «Second Life» es más que una pura coincidencia. Solamente la escasa difusión de la obra (él mismo tuvo que editarla y distribuirla) nos aleja la sospecha de que quienes inventaron ese mundo virtual se inspiraran en esta obra.

Noticiasdot.com – Josep Maria, ¿qué te llevó a escribir MundoClon?

Josep Maria – Sin duda mi pasión por Internet. Lo escribí hace cuatro años (marzo de 2003), pero todo empezó hará unos siete, cuando entré en contacto con aquella Red de Redes aún en gestación. Su potencial abrumaba. Después de casi tres años en Noticias.com, y tras haber aprendido el lenguaje coloquial de los informáticos, tenía claro que Internet, con el tiempo, viraría hacia un modelo más accesible y atractivo al gran público. Tenía que comunicarlo y hacer mi propuesta, explicar cómo vislumbraba yo el futuro de Internet. Qué mejor manera de hacerlo que escribiendo un libro sobre una temática aún no novelada.

Noticiasdot.com – Tu novela guarda una gran semejanza con Second Life. Es curioso que unos años antes de que alguien hablase de este tipo de mundos virtuales, tú, desde Barcelona, planeases un nuevo espacio basado en un mundo online.

J. M. – Con el tiempo me di cuenta de que yo era un privilegiado por estar en la redacción de Noticias.com, tanto por poder tener un buen acceso a Internet (no era como hoy) como por aprender a navegar en el aquel mundo y sacarle el máximo partido. Cuando terminábamos la edición algunos compañeros nos quedábamos a jugar al Unreal Tournament en red, un juego de lucha por equipos realmente fascinante. Para mi jugar de aquel modo fue una auténtica experiencia personal, equivalente al impacto que hizo Internet en mi vida. Pensé que sería perfecto, además de posible en un futuro no muy lejano, combinar ambos mundos, pasar de «navegar» por Internet a «pasear» por ella. El resto fue imaginar cómo sería detalle a detalle.

Noticiasdot.com – ¿Qué puntos de coincidencia encuentras entre MundoClon y Second Life?

J. M. – Casi todos. Second Life es Mundoclon. Simplemente cambia la estética que yo imaginé y el grado de desarrollo en el que se encuentra. Por un lado yo veía una ciudad muy «eixample» de Barcelona (ciudad de la que me considero un enamorado). Entiendo que en Second Life impera una estética distinta y sobre todo un orden que no comparto. La estética es obvio que es lo de menos, cuestión generacional, pero el orden… Mundoclon es una cuadrícula que se va extendiendo, más sencillo para todo el mundo, que al fin y al cabo es de lo que se trata. El futuro de MundoClon pasa por reproducir a escala el mundo real, en el que todos sabemos movernos, sin despreciar todo lo que venga de más. Por otro lado está la cuestión del desarrollo tecnológico. Second Life ha incluido la comunicación por voz hace poco. Todo debería ser más sencillo y rápido con el tiempo. Lo perfecto sería que todos trabajáramos a una para hacer crecer ese mundo, algo complicado cuando tengo el cajón del escritorio con 700 tipos de cargadores de móvil distintos. MundoClon esquiva algunas de esas realidades.

Noticiasdot.com- Cuando escribiste el libro y buscabas a alguien que lo editara, ¿cuál era la opinión general?

J. M. – El mundo editorial es muy muy complejo. En cualquier caso, una novela sobre Internet y un mundo virtual, en 2003, era algo demasiado nuevo. Además, sin premios detrás, sin un amplio currículum del autor, sin literatura en el texto… Impensable. Sin duda fue una temeridad por mi parte escribir el libro. La respuesta de las editoriales siempre iba en la dirección de «no encaja en nuestro catálogo» o «estamos saturados de libros». Alguna lo acompañaba con un breve comentario del tipo «un mundo muy interesante Jose», dando a entender con sutileza que el libro estaba bien, aunque más como cómic de ciencia ficción muy largo y sin dibujos.

Noticiasdot.com – Tus compañeros, editores, etc. ¿creían que era posible un MundoClon?

J. M. – En 2003 Internet no había llegado realmente al gran público ni era lo que es ahora. Fuera de la redacción la mayoría de la gente veía en MundoClon un videojuego emocionante bien narrado en una novela que «engancha», pero como videojuego era como cualquier otro. Incluso entre mis compañeros internautas más avanzados aparecían dudas sobre la utilidad del mundo que planteaba. Yo les decía que la clave estaba en los servicios que se podían ofrecer y en las relaciones sociales que permitiría MundoClon, pero no a todo el mundo le apasiona hacer cábalas como a mi cabeza. La verdad es que, en general, a demasiada gente le faltaban conocimientos de Internet y de tecnologías para imaginar lo que yo imaginaba.

Noticiasdot.com – En tú libro, el mundo virtual acaba aquejado de los mismos vicios y problemas del mundo real…

J. M. – Sí. Es normal. Empezando por la especulación inmobiliaria, ¿verdad? El paso de una Internet «navegable» a una «paseable» no deja de ser una humanización de la Red, con todo lo que ello comporta. Quizá tendríamos que pensar en un mundo virtual deshumanizado… ¡Menuda paradoja! A mi me gusta MundoClon, aunque mi imaginación está abierta a cualquier reformulación.

¿Podremos gozar de una versión digital del libro?

J. M. – Ahí van dos capítulos (casi medio libro) y el índice, muy indicativo de lo que es la novela. Cualquiera que quiera el libro completo sólo tiene que pedírmelo por e-mail ([email protected], no los e-mails que hay en el prólogo) y se lo pasaré sin más, aunque siempre se agradecen las críticas. La versión en papel ya sólo puede encontrarse en tres librerías de Barcelona o contactando conmigo.

Librería Eivissa: Plaza Eivissa
Librería L’Escaire: Passeig Maragall 342
Librería Salas: Unión 5 (bajando las Ramblas, a la derecha)

«Buena suerte en MundoClon.com»

Leer los dos primeros capitulos del libro (en formato PDF 1,16 MB)