Seremos los usuarios de Internet quienes acabaremos financiando TVE


 

impuesto TV

En una medida "copiada" a la emprendida por Sarkozy, la administración Zapatero busca poner fin a la publicidad en las TV públicas imponiendo un recargo a las operadoras de telecomunicaciones y otras cadenas.

En Francia, los internautas entendieron que serían finalmente ellos quienes acabarían pagando ese regalo a las TV privadas ya que al eliminar la publicidad en las cadenas públicas eran las otras TV quienes se beneficiaban de la situación.

En España, la situación parece que será muy similar.

Según declaraba ayer el presidente de la Asociación de Empresas de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de España (AETIC), Jesús Banegas, en caso de que el Gobierno finalmente aprobase este proyecto...las operadores se verían en la obligación de aumentar las tarifas por el uso de Internet y el teléfono.

AETIC entiende que, con el nuevo modelo de financiación de TVE, se verá obligada a aportar casi la mitad de la financiación de la cadena pública --un 41 por ciento en total--. Asimismo, soportará el 74% de las tasas aportadas entre las televisiones privadas y las operadoras de telecomunicaciones, ya que, además de los 290 millones de euros por el 0,9 por ciento, incluyen 213 millones de euros por el uso del espectro radioeléctrico.

Esta asociación ya alertó de que las tasas específicas para las 'telecos' eran una medida que "no tiene sentido", ya que, a su entender, este sector soporta "una carga importante de impuestos especiales". "Pagamos por impuestos medioambientales --una medida sólo aplicada en España-- o tributos específicos de telefonía impuestos por el Gobierno central. Ya es suficiente", explicó Banegas.

Las Operadoras, "protestan" pero no explican que haran

Las declaraciones de Banegas están en línea con con las manifestadas por las operadoras asociadas a Redtel, aunque por el momento, estas aún no han precisado sí finalmente serán sus clientes quienes acaben pagando esta nueva tasa.

Para los socios de Redtel, "es injusto y difícilmente explicable que los operadores de telecomunicaciones tengan que financiar un modelo determinado de televisión pública que opera en otro mercado distinto, como es el audiovisual", después de asumir "las obligaciones del servicio público" con el pago de entre 70 y 120 mil millones de euros anuales.

Redtel reconoce que la prohibición de que RTVE tenga publicidad "reportará a las cadenas privadas importantes ingresos adicionales", aunque esta medida no conllevará un incremento de los ingresos para las operadoras ya que, explicó, "sus servicios audiovisuales se prestan bajo régimen de pago y no es emisión en abierto financiada por publicidad".

A juicio de las operadoras agrupadas en Redtel, lo lógico sería que los radiodifusores beneficiados por la desaparición de la publicidad en la televisión pública fueran quienes hagan "un esfuerzo para financiar este servicio público". Por el contrario, añadió, resulta "incomprensible que los operadores de telecomunicaciones, sector que no tiene nada que ver con el mercado publicitario en televisión y por tanto no se verá beneficiado, acabe financiando el cambio de modelo".

"Cualquier aumento de costes de tipo artificial y exógeno genera un alto riesgo de aumento de precios para los usuarios finales, algo especialmente injusto si, como es este el caso, dicho sobrecoste se produce por el deseo de que las empresas directamente beneficiadas por la reducción de publicidad en la televisión pública no asuman sus responsabilidades de servicio público", añadió.

Según declararon dirigentes de la Asociación, el sector apuesta por la negociación pero no descarta en el futuro trasladar ese recargo a la factura si finalmente se aprueba la tasa.

tv impuesto

 

[tags]Consumo,TV España,Telefonía España,Tasas Impuestos[/tags]