Shaquille O’Neal gasta 1000 dólares semanales en aplicaciones móviles


Shaquille O’Neal

El exjugador de baloncesto Shaquille O’Neal está presente estos días en festival multidisciplinar South by Southwest (SXSW) que se celebra en Austin, Texas, y es que más allá de su faceta deportiva O’Neal cuenta con una red de inversiones entre las que se encuentran las empresas tecnológicas.

El exjugador de Lakers, Suns o Miami, ha confesado en una entrevista al diario The Wall Street Journal ser un geek, argumento que respalda con que "probablemente gasto 1.000 dólares a la semana en aplicaciones móviles" entre las que destacan las que tratan los juegos y las relativas al social media, confiesa.

"La semana pasada compre como 20 Deer Hunter [un conocido juego de caza], me gusta cazar el venado en mi teléfono (…) cuando no estoy trabajando estoy gastando dinero en aplicaciones", confiesa en la entrevista.

Lo cierto es que Shaquille O’Neal fue de los primeros personajes conocidos que estuvo en la red social Twitter, y entró en el grupo de los primeros usuarios a los que la compañía le verificó la cuenta.

Sobre el social media el exjugador ha dado mucha importancia a todo el contenido que es capaz de hacer reir, el 60%, "porque la risa alivia el estrés" del contenido que sube a  Twitter o Instagram es aquel que hace reir, otro 30% de contenido es aquel que "puede inspirarte como una cita o una historia que podría mejorar tu día" y luego un 10% vende cosas, Fitbit, Soda Shaq, IcyHot, Buicks, "así es como uso las redes sociales y es una de las razones por las que tengo 8 millones de usuarios".

O’Neal también destacó en el campo de las inversiones en el sector tecnológico por ser uno de los primeros inversores en Google, teniendo una parte de la empresa incluso antes de que ésta cotizase en bolsa.

"Estoy impaciente por el iWatch"

El exjugador ha explicado que la clave para tener una exitosa presencia en el sector es tener algo que no tiene nadie.

Sobre esa exclusividad Shaq ha comentado que está "impaciente por el iWatch" de Apple, "al igual que lo estuve cuando el iPod, el iPhone o el iPad", de hecho, O’Neal confiesa que llamó a Steve Jobs para tener antes que nadie el primer iPhone cuando éste iba a salir al mercado, a lo que Steve Jobs le contestó que no.

"Siempre estoy mirando, siempre estoy buscando por algo nuevo, en el fondo soy como un niño con el tema de las nuevas tecnologías", confesó el exjugador de baloncesto a la repotera del diario.