Si no estas contento con el servicio, Jazztel te devuelve el dinero


El operador de telecomunicaciones Jazztel devolverá el dinero a sus clientes si no están satisfechos del servicio, con lo que se sitúa como el primero del sector que ofrece esta posibilidad muy introducida en la distribución.

El responsable de la división de residencial de Jazztel, Luis del Pozo, explicó hoy que con esta campaña quieren animar a los consumidores a apostar por este operador que puede dar ya servicios directos, a través del bucle de Telefónica en 530 centrales, al 60% de la población, para lo que ha invertido 700 millones de euros.

Reconoció la frustración que han tenido algunos de sus clientes en el pasado por el servicio, especialmente por las promesas de alta velocidad, pero que en la situación actual están en condiciones de dar servicios totalmente transparentes y sin compromiso de permanencia.

Luis del Pozo señaló que Jazztel cuenta con una buena oferta, a precios muy inferiores a los del operador dominante e indica a cada cliente la velocidad real que le puede dar en función de la distancia de su domicilio a las centrales telefónicas y cuenta con precios diferentes en función de la velocidad.

El directivo de Jazztel dijo que la posibilidad de devolver el dinero se podrá a aplicar a los clientes que se quieran dar de baja en el plazo de prueba de 75 días y lo podrá hacer por teléfono o en sus oficinas.

Aunque reconoció que se darán argumentos al cliente para que no abandone el servicio, la devolución será automática y a la cuenta bancaria desde la que el usuario realice sus pagos.

Este servicio, dijo, forma parte del trabajo de atención al cliente que está haciendo la operadora para lo que cuenta con un call center propio con mil agentes de Argentina gestionado por Jazztel.

Esta operadora cuenta en la actualidad con 250.000 clientes y, según afirmó el responsable de residencial de Jazztel, los últimos datos indican la buena posición de calidad que tienen en el sector tanto en velocidad de servicios ADSL como de provisión de servicio, con una media de 22 días al 98% de los clientes y un nivel de incidencias «mínimo».