‘Smartphones’ y ‘tablets’, objetivo de los ciberdelincuentes en verano


Durante los meses de verano, los teléfonos inteligentes y los ‘tablets’ se convierten en el centro de comunicaciones de cualquier usuario y se multiplican sus horas de uso respecto a otras fechas. La mayoría de ocasiones los usuarios creen, equivocadamente, que los programas maliciosos y los peligros de Internet no les afectan.

   Además, según un estudio de Juniper Research, sólo el 5 por ciento de los dispositivos móviles cuentan con protección antivirus. Esto significa que los dispositivos móviles de los veraneantes estarán, cada vez más, en el punto de mira de los ciberdelincuentes.

   La compañía de seguridad G Data alerta, en una nota de prensa, a los usuarios sobre los peligros de conectarse a redes no seguras durante el verano y consejos para evitar los ataque de los ciberdelincuentes.

   Estas conexiones no seguras pueden encontrarse en aeropuertos y todo tipo de alojamientos, desde hoteles de lujo a campings, pero con demasiada frecuencia permiten a los estafadores interceptar su tráfico de datos y acceder a la información sensible que están transmitiendo: cuentas bancarias o numeración de tarjetas de crédito, conversaciones personales y de negocios, cuentas personales de redes sociales o sistemas de mensajería instantánea.

   En la medida de lo posible, G Data aconseja evitar conectarse a Internet mediante redes inalámbricas públicas (hoteles, aeropuertos…) pues no siempre están correctamente protegidas. Es más recomendable hacerlo utilizando la conexión 3G contratada con el operador.

   Por otro lado, G Data aconseja a los usuarios de Android que presten mayor atención a falsas aplicaciones para este sistema operativo móvil. Aunque los cibercriminales han demostrado que son capaces de ofrecer estas falsas aplicaciones en cualquier tienda de aplicaciones, lo recomendable es no descargar estos programas si proceden de emisores desconocidos y seguir confiando en el mercado de aplicaciones de Google.

   Además de esto, conviene informarse de los permisos asociados a la aplicación y tener instalada una solución antivirus que chequee cada una de las nuevas aplicaciones instaladas y detecte y elimine aquellas que lleguen cargadas de malware.

   G Data ofrece a los usuarios los seis consejos básicos para mantener a salvo los dispositivos móviles:

   1.- Mantener correctamente actualizados el sistema operativo y los programas y aplicaciones instalados. Sólo de esta forma los usuarios conseguirán corregir las brechas de seguridad que los ‘hackers’ aprovechan en sus ataques.

   2.- En la medida de lo posible, evitar conectarse a Internet mediante redes inalámbricas públicas (hoteles, cibercafés, aeropuertos…) pues en muchas ocasiones no están correctamente protegidas. Es más recomendable hacerlo utilizando la conexión 3G contratada con su operador.

   3.- Evitar cualquier actividad relacionada con banca online en vacaciones. No descargar ni almacenar datos personales o de cualquier tipo que sean considerados como sensibles en ordenadores públicos.

   4.- Aunque ninguna tienda de aplicaciones es cien por cien segura, se aconseja la descarga de aplicaciones que procedan solamente de fuentes confiables, como el Google Android Market y configurar en este sentido los dispositivos para que no permitan la descarga desde "fuentes desconocidas".

   5.- Utilizar un solución antivirus en el ‘smartphone’ o ‘tablet’ que chequee las aplicaciones instaladas y realice escaneos periódicos del sistema en busca de virus.

   6.- No dejar nunca el móvil a la vista de cualquiera en lugares públicos. La costumbre de dejarlo en la barra de cualquier bar o sobre la mesa durante una comida facilita en gran medida pérdidas y robos.