TDK Soundcube: música elevada al cubo


image

El sonido se multiplica por cuatro en este exclusivo equipo de sonido que destaca tanto por su diseño retro como por sus versátiles prestaciones, al contar con dos altavoces y dos radiadores pasivos que generan un audio de 360 grados.

Este exclusivo y llamativo sistema destaca por aportar un sonido multidimensional, puesto que incorpora dos potentes altavoces coaxiales de seis pulgadas y dos radiadores pasivos, uno en cada cara, que ofrecen una potencia total de 20 watios y generan un audio espectacular de 360 grados.

Técnica depurada

Su calidad de sonido está garantizada por el diseño de cada altavoz, compuesto por conos de fibra de vidrio entretejido que reproducen con total nitidez y realismo las bajas frecuencias, y por altavoces de agudos de cúpula textil, lo que proporciona un audio superior cuando se trata de las altas frecuencias.

Al mismo tiempo, ofrece la posibilidad de controlar la ecualización mediante un mando giratorio situado en una de las caras del cubo y limitar tanto los tonos graves como los agudos a gusto del usuario.

Disfrutar con muchos sonidos

TDK Soundcube también se caracteriza por su versatilidad, ya que cuenta con una entrada de 3,5 mm y otra auxiliar de 6,35 mm gracias a la que es posible conectar diversas fuentes de sonido analógicas como un instrumento musical o un micrófono, entre otros. Así, el usuario puede mezclar su música favorita con una guitarra o cantar sus canciones al mismo tiempo que se reproducen.

Por otra parte, su funcionalidad se completa con un sintonizador digital FM con capacidad para memorizar hasta cinco emisoras y con un puerto USB para conectar dispositivos externos como, por ejemplo, un pendrive, un smartphone e, incluso, un iPod o iPhone.

Pequeños detalles

En cuanto a su estética, todos los detalles han sido cuidados al máximo para complementar perfectamente los aspectos técnicos. De este modo, está provisto de una barra situada entre los dos controles giratorios que muestra el balance de graves y agudos y la presintonía de las emisoras de radio.

Para su transporte, dispone de un asa acolchada de imitación en piel en su parte superior con el que es posible llevar el sistema de un lado a otro con total comodidad.

Finalmente, TDK Soundcube se alimenta conectándolo a la red eléctrica o con pilas, por lo que puede ser empleado en cualquier momento y lugar.

PVPR TDK Soundcube: 299 euros (IVA incluido)