¿Te han estafado con los SMS Premium? Pon fin a la pesadilla con estos 8 consejos


Kaspersky Lab ofrece una serie de sencillos consejos para que la ‘invasión’ de los SMS Premium no suponga nunca más un trauma para tu bolsillo

Seguro que más de una vez te has sorprendido cuando ibas a pagar tu factura del móvil y has visto el importe al ver que te estaban cobrando por recibir SMS. Entonces te preguntas, ¿cómo puede ser si no me he suscrito a nada? Bienvenido a la estafa de los llamados ‘SMS Premium’.

Básicamente, el servicio de SMS Premium consiste en la suscripción de un usuario a una base de datos que le envía información sobre ciertos temas (generalmente juegos y concursos),  pero le cobran por cada SMS recibido. La cuestión es que la gran mayoría de veces, la suscripción ha sido involuntaria. Es posible que tú mismo hayas dado tu número de teléfono al participar en algún concurso o sorteo con el que pensaste que te ibas a hacer millonario. Era indispensable introducirlo para que te localizasen en caso de ser el ganador y parecía profesional, por lo que no lo dudaste, pero olvidaste leer la letra pequeña que hablaba de una cláusula por la que te suscribías a un servicio de SMS Premium.

Otros se aprovechan de Facebook. El usuario es etiquetado en un enlace de un video acompañado por un mensaje tipo “¿Qué tal, has visto que sales en un video?”. Y como la curiosidad mató al gato, el consumidor incauto pincha y es redirigido a otra página web en la que le solicitan su número telefónico; si lo introduces, ya estás dentro.

También es posible que hayas respondido a un SMS, como el de la estafa que aprovechaba la popularidad de Whatsapp. Recibes un SMS que dice: “Te estoy escribiendo por wasap. Dime si te llegan mis mensajes. Me agregaste el otro día?”. El SMS proviene del número 25568; una vez más, si contestas, ya estás dentro.

Hace tan sólo unas semanas, Kaspersky advirtió de una de estas estafas a través de SMS Premium. Se trataba de FakeInst, un troyano que se disfrazaba de aplicación para ver vídeos pornográficos. Esta aplicación pedía al usuario permiso para enviarle un mensaje de texto para la compra de contenidos de pago. Al aceptar el usuario, el troyano abría una web de acceso libre desde la que el cibercriminal trataba de descifrar el país de origen del propietario del móvil para mandarle un código apropiado y consumar la estafa.

Otro caso reciente es el de la supuesta aplicación ‘WhatsAppSPY’. El usuario intentaba descargar la app y ésta le solicitaba el número de teléfono para recibir el código de activación, similar al procedimiento de instalación del verdadero WhatsApp. El fraude, nuevamente, estaba en que el número no era para activar ninguna app sino para suscribirse a los SMS Premium. Introduces tu teléfono y ya estás dentro, por décimo octava vez…

“La estafa de envíos de SMS a números Premium fue una de las primeras formas de monetización que usó el malware para Android. En este caso, los envíos de los SMS eran invisibles para el usuario del teléfono, que solo era consciente de ello cuando recibía la factura a fin de mes”, sostiene Vicente Díaz, analista senior de malware de la compañía de seguridad informática Kaspersky Lab. “En ciertos países este tipo de estafa fue especialmente popular, ya que para contratar un número Premium no era necesaria ninguna documentación, haciendo difícil encontrar al responsable. De este modo, las aplicaciones maliciosas que usaban esta técnica se expandieron rápidamente y aún en la actualidad seguimos detectando gran número de las mismas”, añade Díaz.

Sigue estos ocho consejos para salir de la pesadilla SMS Premium

– No hace falta que esperes a que te llegue una factura hinchada: los SMS Premium se envían desde números que empiezan por 79. Si es tu caso, ponte en acción antes de que sea tarde.

Llama a tu operador y solicita la baja de todos los servicios de SMS Premium.

– Envía un SMS con la palabra ‘baja’ al número ‘raro’ que te está enviando las publicidades. Este mensaje es gratuito y en muchos casos tiene éxito.

– Si has perdido mucho dinero y tienes ganas de pelear, asegúrate de que no fuiste tú en un descuido quien solicitó el alta del servicio Premium que te están facturando. Una vez que lo tengas claro, puedes enviar a tu operadora una reclamación por escrito manifestando que nunca pediste ese servicio y que quieres que te devuelvan el dinero.

– Si llegados a este punto tu problema no se ha resuelto, es hora de pasar a mayores. Si tu operador no quiere devolverte el dinero o no te contesta pasados 30 días, acude a la Oficina de Consumo de tu Comunidad Autónoma para que la Junta Arbitral tome cartas en el asunto.

– Piénsatelo bien antes de dejar de pagar. Pese a que tienes la posibilidad de no abonar la parte que corresponde al servicio que estás reclamando, en la práctica es complicado ejercer este derecho, ya que requiere que la compañía calcule nuevamente la factura retirando esos importes.

– Ten mucho sentido común (no des tu número de teléfono salvo cuando sea estrictamente necesario y confíes 100% en la web)

– Utiliza un antimalware solvente como Kaspersky Internet Security for Android para tu dispositivo móvil, que te ayudará a evitar la descarga de apps maliciosas. En @KasperskyES informan habitualmente de todo lo relacionado con la seguridad digital. Porque más vale prevenir…

Links de utilidad:

http://blog.kaspersky.es/sms-premium-estafa/