¿Te puedes partir de risa con los anuncios?


Una mala planificación publicitaria puede producir efectos contrarios a los que buscaba el anunciante.

Un sitio online (www.oddee.com) ha recopilado distintas situaciones en que la unión de dos anuncios produce un efecto hilarante, más cercano al chiste fácil que a un mensaje publicitario.

Estas son algunas muestras: