Telmex se divide en dos empresa: una para México otra para sus operaciones en América Latina


El gigante mexicano de las telecomunicaciones Telmex, propiedad del magnate Carlos Slim, anunció el miércoles su división en dos empresas independientes escindiendo sus operaciones en América Latina de las de México.

De acuerdo con el proyecto de reestructuración, pendiente de aprobación por la asamblea general de accionistas, "Telmex escindiría las empresas que operan en Latinoamérica, así como las operaciones de Sección Amarilla, que ya tiene presencia en otros países", informó la empresa en un comunicado.

"Al efecto se constituirá una nueva empresa que se denominará Telmex Internacional", especificó el documento.

El objetivo de este plan de reorganización de su estructura corporativa es dar a las empresas resultantes "una operación más eficiente y su dimensión adecuada", así como "mejorar la posición competitiva" de cada una de ellas.

La firma de Slim, considerado el hombre más rico del mundo, espera que Telmex Internacional cotice en bolsa tanto en México como en Estados Unidos.

La telefónica también informó que en septiembre contaba con 18,2 millones de líneas de fijas en México, de ella 9,8 millones en localidades con competencia, y que en las 8,3 millones de líneas en áreas sin competencia sufrió una pérdida operativa de 1.980 millones de pesos (180 millones de dólares).

Por ello, adelantó que separará internamente "la operación y comercialización de sus servicios en estas comunidades, con el propósito de atender sus necesidades específicas y darle seguimiento".

De este modo, pretende clarificar "la diferencia de sus operaciones en los mercados de medio y alto ingreso, donde hay competencia, y los de bajo ingreso y rural, donde no existe competencia".

Este anuncio se produce pocos días después de que la Comisión Federal de Competencia revelase el inicio de una investigación para determinar si Telmex goza de una posición de dominancia en el mercado mexicano de la telefonía fija y celular.