Un consejo para tu bolsillo: No descargues actualizaciones desde redes móviles


Imagen

Las operadoras se han puesto firmes y facturarán los excesos en el consumo de ancho de banda.

Se acabó la fiesta. Coincidiendo con la llegada de las redes 4G las operadoras móviles están modificando las condiciones de descarga de datos desde los planes más populares a fin de evitar los excesos de consumo.

Hasta hace bien poco, cuando un usuario excedía del consumo contratado (100Mb o 200MB), se le reducía la velocidad de conexión (3G o EDGE) y podia seguir navegando pero de una manera más lenta.

Sin embargo, las operadoras constataron que este sistema en lugar de incitar al usuario a contratar un nuevo plan se habituaba rápidamente a él. Este hecho ha provocado un cambio en la política y ahora empiezan a facturar los excesos a tanto el mega.

Actualizaciones

Aunque las operadoras suelen culpar a Youtube y el envío de contenido multimedia a redes sociales o al popular WhatsApp de estos excesos de consumo, no siempre es así.

Los desarrolladores se han acostumbrado a lanzar nuevas actualizaciones de sus herramientas y aplicaciones en los que los cambios son mínimos pero que provocan que el usuario las actualiza consumiendo "megas" de su plan de datos.

Sin embargo, el mayor alud de actualizaciones se produce con una nueva versión del sistema operativo. Entonces el usuario no solo debe descargar esa versión sino las nuevas de todas las aplicaciones instaladas lo que provoca que en pocas horas hayamos consumido todo nuestro plan.

Descarga desde la Wifi

Este hecho ya sería más que suficiente para que nos olvidaramos de descargar las actualizaciones a través de las redes móviles. Pero existe además otro consejo muy importante cuando vamos a instalar una actualización critica (sistema operativo…) y es que un error en la conexión o la perdida de la señal podría provocar un problema a nuestro móvil forzandonos a resetearlo e instalar todo de nuevo.

Conclusión, las actualizaciones desde las redes Wifi no son solamente buenas para nuestro bolsillo sino también para la salud de nuestro móvil.