Un punto de vista interesante: VMware predice el fin de los sistemas operativos tal y como los conocemos


OS-petitLa virtualización a nivel de hardware permitirá la creación de aplicaciones específicas con su propio sistema operativo, lo que mejorará el rendimiento y seguridad de los sistemas informáticos.

Guillem Alsina ([email protected]) – En el marco de la LinuxWorld Expo de San Francisco, Mendel Rosenblum (cofundador y jefe científico de VMware) afirmaba que el sistema operativo tal y como lo concebimos actualmente tiene los días contados y que los sistemas actuales quedarán en una parte residual del mercado para contentar a Microsoft y a algunos productores de distribuciones GNU/Linux.

Para Rosenblum, el futuro de la informática y la microinformática es la integración de la virtualización en el propio hardware, en el mismo microprocesador o en otros componentes de la computadora. De esta forma, en vez de ejecutar un sistema operativo y, sobre éste, diferentes programas, lo que haremos será ejecutar una colección de máquinas virtuales cada una con su aplicación específica y su mini-sistema operativo diseñado específicamente para dar soporte a la aplicación que contiene.

Para poner un ejemplo, hoy en día en nuestra máquina podemos tener instalado Windows y ejecutar sobre él el navegador web Internet Explorer, el también navegador Firefox, el programa de retoque de imágenes The GIMP y el gestor de correo Outlook Express. Si estuviéramos trabajando con una máquina que siguiera la operativa explicada por Rosenblum, estaríamos ejecutando directamente contra el procesador una pequeña máquina virtual para cada uno de los cuatro programas antes mencionados.

Esta forma de trabajar tiene sus ventajas en cuanto a simplicidad y seguridad. El jefe científico de VMware afirma -y no le falta razón- que los sistemas operativos modernos se han convertido en desarrollos cada vez más complejos, con muchos millones de líneas de código y en los que es muy fácil que los programadores se despisten cuando crean las interfaces que deben unir su parte del trabajo con el trabajo del resto del equipo, dando lugar a malfuncionamientos y agujeros de seguridad.

La forma de trabajo de la virtualización por hardware, con el hypervisor implementado a nivel de microprocesador, permitiría crear ‘appliances’ (término que denota a máquinas virtuales específicamente creadas para desempeñar una función concreta como la navegación web) orientadas solamente al desarrollo de una tarea, con un microsistema operativo dedicado en exclusiva a la función que tiene encomendada la aplicación, con lo que sería mucho más fácil de mantener por un equipo de programadores mucho más reducido o, incluso, por una sola persona.

En este sentido, Rosenblum ha apostado claramente por los sistemas operativos libres, pues permiten no solamente examinar el código si no también jugar con él para eliminar las partes que no necesitemos y adaptarlo a las necesidades de la aplicación que vayamos a crear. Tal vez sea una opinión sincera o bien un guiño a la asistencia de la LinuxWorld Expo, aunque tal y como VMware ha apostado por Linux en sus productos, es más probable que sea una opinión sincera.

La seguridad de los sistemas también se vería beneficiada pues, por ejemplo, solamente tendríamos que abrir en cada appliance el o los puertos necesarios para ejecutar la aplicación. Además, las diferentes appliances quedarían aisladas unas de otras, de forma que si un cracker penetrase en una de ellas, ello no comprometería la seguridad del resto.

Finalmente, la estabilidad del sistema informático en general se verá incrementada en gran medida, pues el cuelgue de una aplicación solamente afectará a esa aplicación en concreto mientras el resto continuará ejecutándose de forma normal.

Rosenblum no ha puesto una fecha para la implementación de esta arquitectura, aunque es comprensible pues el mundo de la informática evoluciona de una forma que hace casi imposible predecir lo que va a pasar dentro de un año, cuanto más en unos cuantos años.

Curiosamente, diversas soluciones de virtualización para sistemas operativos de dispositivos móviles como Linux ya le están sacando partido a estos postulados, permitiendo que, por ejemplo, si ejecutamos un juego en el terminal y este se cuelga, no bloquee por completo el teléfono, permitiéndonos continuar recibiendo y realizando llamadas mientras reseteamos la parte virtualizada del sistema.

Más información:

Artículo de InformationWeek que explica la charla de Mendel Rosenblum en la LinuxWorld Expo
http://www.informationweek.com/news/showArticle.jhtml?articleID=201311257