Una policia australiana quiso enviar una foto en Top-Less a su novio… ¡y se la envió a sus jefes!


La pobre policia se equivocó a la hora de mandar el email y lo mandó a sus jefes en lugar de su novio.

Melissa Scanell pretendía a animar a su novio que se encontraba enfermo. Los dos trabajan de policías. Para poder animarlo decidió mandarle una foto suya con la camisa del cuerpo de policías desabrochada y mostrando los senos. Se desconocen las causas, lo más seguro por un error de la pobre mujer la foto no acabó en el buzón de correo electrónico de su novio, sino en el buzón de la oficina de sus superiores.

Para más inri, aunque físicamente los superiores de Melissa no podrían saber quien era ella, pues únicamente se observaban la camisa abierta y sus senos, Melissa (pensado que la foto únicamente la vería su novio) no quitó de la camisa la placa de policía, con la cual fue distinguida por sus superiores.

Canal Nueve de Melbourne fue el encargado de dar la noticia, aunque en ningún momento especificó el castigo que se impondrá a la policía por su fotografía erótica con el uniforme. De momento, como es lógico, tampoco se ha trascendido a mostrar la imagen con los senos de Melissa.