Una treintena de defensores de Megaupload piden «que no se queme una biblioteca tan grande»


ff

Unos treinta jóvenes se han concentrado en Barcelona en protesta por el cierre de Megaupload y la detención de sus responsables en un acto donde han exigido un «internet libre», mientras que algunos afectados, con archivos contenidos en esta página, han pedido «que no se queme una biblioteca tan grande».

Aunque en el grupo de facebook donde, entre otras redes sociales, se había realizado la convocatoria para la concentración de hoy había más de un millar de personas inscritas, a las 17:00 horas eran poco más de veinte jóvenes, varios de ellos menores de edad, los que se congregaban en la plaza de Cataluña para protestar por el cierre del sitio de descargas de contenidos Megaupload.

Entre los afectados directos por el cierre de la página y que han venido a manifestarse, estaba el estudiante Albert Navarro, que había almacenado allí algunos documentos de la universidad y varios vídeos «por si tenía problema en el ordenador», y a los que ahora no puede acceder.

El joven considera que el cierre de Megaupload es un ataque frontal a la libertad y a la neutralidad de internet justo ahora que en EEUU se está tramitando la conocida como ley SOPA (Stop Online Piracy Act) contra la piratería en la red.

El perfil de los manifestantes era, no obstante, muy variado, entre ellos un grupo de chicos muy jóvenes -que habían quedado en la tienda de Hello Kitty del centro comercial El Triangle- y que llevaban una pequeña pancarta en la que se podía leer «orgullo friki» y cuyos portadores, con un marcado aire de fiesta, han gritado diversas consignas en favor de la libertad en internet y en contra de la censura.

Uno de los jóvenes que más monopolizaba el megáfono, y que ha preferido no identificarse, ha pedido la libertad inmediata del fundador de Megaupload, Kim Schmitz, «a pesar de que sea un señor muy gordo al que le guste correr a toda leche por la carretera montado en un Ferrari», ha bromeado.

Frente a este jolgorio, Anten Chevkecshin, un joven estudiante ruso de ingeniería que ha acudido a la concentración para protestar contra las leyes que EEUU prevé aprobar en breve -la ya citada SOPA y la PIPA (Protect IP Act), en defensa de los derechos de propiedad intelectual- ha criticado la frivolización con la que se estaba actuando.

«Nos esperábamos más gente y algo más seria. Yo también soy friki, pero una cosa es la fiesta del orgullo friki, y otra manifestarse contra una ley que es una verdadera censura de todo internet», ha lamentado.

Este joven ruso ha reconocido que muchas personas utilizaban Megaupload para descargas de contenidos ilegales, «pero para muchas otras es como una cloud que les sirve de archivo, personas que ahora se han quedado sin sus documentos».

Es el caso de Mireia, una chica que ha visto bloqueados los archivos almacenados en esta página y que estaba utilizando en sus trabajos de investigación.

«Los he perdido a mitad de mi trabajo y eso no puede ser. Una cosa es que sea ilegal la pagina web, pero otra que nos hayamos quedado sin unos archivos que habíamos pagado por depositarlo allí. Es como tener un banco y que vaya alguien y lo cierre con todo tu dinero dentro», ha argumentado la joven.

[tags]megaupload[/tags]