Venden su empresa por millones… pero no abandonan, son los jóvenes millonarios punto.com


dotcom-dinero-petit
Son un buen número aunque no llegan al medio centenar. Tuvieron éxito y vendieron su empresa por decenas de millones de dólares pero de nuevo iniciaron un nuevo proyecto.

A Max Levchin el dinero no le falta. Fundó «Paypal» y al cabo de unos años lo vendió a ebay por una buena cantidad de dinero (1.500 millones de dólares). Al cabo de dos meses de esta millonaria transacción Levchin abandonó la compañía (su socio en Paypal, Peter Thiel, lo hizo el mismo día de la venta) y se lanzó a nuevos proyectos.

Finalmente, dos años después de vender PayPal puso en marcha Slide Inc. una compañía que desarrolla widgets para que los usuarios puedan añadir contenido a sus sitios personales en MySpace, Facebook o Bebo.

Aunque parezca imposible Levchin dedica a esta segunda empresa el mismo esfuerzo que dedicó a PayPal «olvidándose» de que su cuenta corriente (su fortuna asciende a unos 100 millones de dólares) le permitiría vivir sin problemas el resto de su vida sin dar ni golpe.

Su pareja, en declaraciones al NYT, reconoce que apenas salen de casa y que Levchin trabaja entre 15 y 18 horas diarias.»El duerme algunas horas, hace ejercicio… pero aparte de eso, Max solo vive para su trabajo».

En su nueva residencia aún quedan por desembalar las cajas que contienen sus recuerdos y sus pertenencias más preciadas. Están en la entrada, esperando que atún día Levchin tenga tiempo para colocar su contenido en algún rincón de su lujosa residencia.

Pero el caso de Levchin (32 años de edad) no es único. La mayoría de los que se han enriquecido prematuramente gracias a la venta de las empresas que fundaron siguen al frente de nuevos proyectos.

Su socio en PayPal, Peter Thiel tampoco se mantuvo con los brazos cruzados. Fundó Clarium Capital y se dedicó a invertir en incipientes proyectos tecnológicos como Facebook, Linkedin…

Dennis Fong, es otro de esos millonarios que no saben estarse quietos.

Hace ya un año vendió su empresa de Internet (Xifre) a MTV Networks por 102 millones de dólares y también está trabajando en un proyecto muy similar al que desarrolla su amigo Levchin.

En Febrero del 2003, Google compraba una pequeña empresa que había revolucionado internet generando un nuevo fenómeno: los bloguers. A pesar de su éxito, Blogger.com apenas daba para vivir y pagar los servidores en los que se alojaban los weblogs de tal manera que tuvieron que pedir aportaciones voluntarias a sus usuarios.

Evan Williams, uno de los fundadores de Blogger.com, dejó Google un año después focalizandose en su nuevo proyecto Odeo, una empresa de podcasting (un sistema para distribuir audio o vídeo a través de Internet y escucharlo en dispositivos móviles u ordenadores). También mantienen un blog, Evhead.com, donde habla de Internet y de su trabajo.

Los más polifacéticos

Sin embargo, sobre todos ellos destacan dos personajes que en cada nueva iniciativa han revolucionado Internet.

Nos estamos refiriendo a Janus Friis y su socio Niklas Zennström. Ambos han puesto en marcha más de ocho proyectos distintos. Kazaa les permitió saltar a la primera división y aunque la malvendieron a una firma australiana con el objetivo de librarse de la persecución judicial sus nombres eran ya conocidos por millones de internautas y lo más importante para aquellos que invierten dinero en nuevos proyectos.

Se desconoce cuanto sacaron por Kazaa pero si sabemos lo que obtuvieron con su segundo gran proyecto, Skype, unos 2600 millones de dólares a repartir entre el equipo fundacional y los socios que les acompañaron.

Con la venta a eBay de Skype, el proyecto dejo de interesarles y se enfocaron hacía la transmisión de video por la red aprovechando su conocimiento de la tecnología P2P. Ahora los dos están enfocados en Joost, un servicio de televisión por Internet que cuenta con el apoyo de la Unión Europea y un buen puñado de inversores.

Sería una injusticia si nos olvidásemos en este recopilatorio de nuestro «exponente» hispano-argentino más conocido. Nos referimos a Martín Varsavsky. Con más de siete emprendimientos en sus espaldas, Martín es el exponente más claro de esta generación de empresarios que no están dispuestos a vivir de las rentas generadas por las ventas de sus empresas.

Tras fundar y vender sus participaciones en Jazztel y Ya.com volvió de nuevo al ruedo empresarial con FON. Una iniciativa revolucionaria que lleva la Web 2.0 a la telefonía.

Además aún tiene tiempo para invertir en otras empresas y entre sus participaciones nos encontramos con sitios de todo tipo, desde el meneame.com, Netvibes, Plazes, Technorati, Vpod, Wikio, Xing y Zudeo.