Windows 8 soportará USB 3.0


La nueva versión del sistema operativo de Windows, Windows 8, sigue desarrollándose de la mano de los ingenieros de Microsoft entre rumores que apuntan a sus características y posibilidades. Después de confirmarse que Windows 8 incorporará una tienda de aplicaciones, este lunes se ha conocido otra nueva característica de la última versión del sistema operativo.

 

   Windows 8 soportará el estándar de transferencia de archivos USB 3.0, lo que aporta una velocidad 10 veces superior a su predecesor, la versión 2.0. Así lo ha confirmado el presidente de la división Windows, Steve Sinofsky en el recién estrenado blog oficial ‘Construyendo Windows 8’.

   Con un alto rendimiento y una administración de energía mejorada que se traduce en una mayor vida útil de la batería, el estándar USB 3.0 presenta "razones de peso" para mejorar el mundo de los ordenadores. En 2015, se espera que todos los nuevos ordenadores ofrezcan puertos USB 3.0 y este año se estima una venta de más de 2 millones de nuevos dispositivos USB ‘SuperSpeed’, asegura Sinofsky en la entrada del blog.

   La decisión de apostar por el estándar USB 3.0 fue un decisión fácil de tomar pero desde Microsoft aseguran que también supuso un "gran reto a superar" ya que no se podía comprometer el "ecosistema USB actual". Uno de los retos principales de incluir este nuevo estándar fue que debía ser compatible con el estándar USB 2.0.

   Para ello, diseñaron el software del estándar 3.0 "manteniendo  los comportamientos" del estándar existente y asegurándose que todos los dispositivos y drivers serán compatibles con él.

   En el año 2008, la organización de estándares USB lanzó la nueva especificación USB 3.0, que incluye un controlador ‘host’ nuevo y define el nuevo dispositivo USB ‘SuperSpeed’ (5 Gbps). En conjunto, el controlador y el dispositivo puede operar a velocidades hasta 10 veces más rápidas que un USB 2.0. Con esta nueva norma, se podría copiar una película de alta definición en una unidad de almacenamiento USB en unos 80 segundos, en lugar de los 15 minutos que se tarda con un USB 2.0., aseguran en el blog.