2 de cada diez adolescentes españoles visitan páginas dedicadas a la anorexia



La carrera ha empezado hoy. Ponte tu meta y muérete de hambre si quieres adelgazar. Toma sólo caldos, yogur...'. Este es uno de los mensajes que podemos encontrar en sitios web que promueven la anorexia entre los jóvenes y adolescentes españoles.

'Las webs que inducen a la anorexia y la bulimia, conocidas como pro-ana y pro-mía, se están convirtiendo en los contenidos nocivos más visitados por las menores', explica a EFE Guillermo Cánovas, presidente de Protégeles, que tiene una línea de denuncia por la seguridad de los menores en la red.

Según un estudio que esta organización está a punto de concluir, un 17% de menores entre 8 y 17 años (17,5% chicas y 16,5% chicos), sobre todo adolescentes, las visitan. Y el 19,1% conoce a otros que lo hacen. El objetivo para un 26,2% de la chicas es perder peso, mientras que en los chicos es el 17%.

Esto supone un cambio de tendencia, pues hasta ahora distintos estudios reflejaban que la pornografía era el contenido nocivo más visitado por los adolescentes. 'Sigue siendo así en el caso de los varones, que sitúan las webs de anorexia en tercer lugar, tras la pornografía y la apología de la xenofobia y el racismo, pero no en el de las chicas, que las visitan en primer lugar ', afirma Cánovas.

Contenidos nocivos susceptibles de ser visitados por menores en España donde, según una encuesta del INE de octubre de 2007, el 44,6% de los hogares tiene acceso a Internet (en 2004 era el 33,6%), es decir 6,5 millones de viviendas.

El 76,85 de los niños entre los 10 y los 15 años usan la red aunque en el 83% de los hogares se controla su acceso a determinados sitios, a través del control personal (horarios, webs visitadas) -86,3%-, o programas de filtrado -44%-.

En Francia las webs pro anorexia serán delito

La iniciativa del Gobierno francés de tipificar como delito la inducción a la anorexia, principalmente a través de Internet, fue aprobada la semana pasada por la Asamblea Nacional y falta el refrendo del Senado.

Según el proyecto francés, provocar a una persona a que busque una delgadez excesiva es punible con una pena máxima de dos años de prisión y una multa de 30.000 euros. En el caso de muerte, la prisión se eleva a tres años y 45.000 euros de multa.

En España, una medida similar no está de momento en los planes del Ministerio de Sanidad, donde según un portavoz, 'no se ha estudiado en profundidad' la medida aprobada en el país vecino.

Las acciones adoptadas en la pasada legislatura por este departamento -recuerda- tienden a la mejora de la educación nutricional y hábitos saludables. Además se realizó un estudio antropométrico para un nuevo patronaje textil.

[tags]Salud, Anorexia[/tags]