300 millones de descargas de películas y 1.200 millones de música según la SGAE


El director comercial de la Sociedad General de Autores y Editores, Javier Trujillo, criticó hoy que durante el 2007, se produjeron en España un total de 300 millones de descargas de archivos de películas en Internet y 1.200 millones de ficheros de música, lo que, según señaló, ha generado la pérdida de casi 6 millones de espectadores en las salas cinematográficas y un descenso del 7,9 por ciento en la venta de discos y videos, en relación a 2006.

En una rueda de prensa, Trujillo y el director de la SGAE en la Zona Mediterránea, Ramón Muntaner, consideraron que estas cifras ponen de manifiesto que España se ha convertido en el "paraíso de la piratería" y advirtieron de que si el Gobierno central no establece mecanismos contra las descargas "ilícitas" en Internet para proteger a los autores intelectuales de las obras, habrá en los próximos años "pocas iniciativas de inversiones multimillonarias para la creación de proyectos audiovisuales y musicales".

Así, Trujillo indicó que difícilmente se puede competir contra el hecho de que a las pocas horas de estrenarse una película o salir a la venta un disco, puedan ser descargados a través de Internet y, en este sentido, insistió en que esta situación puede "disuadir" a nuevos proyectos, dado que los autores intelectuales no obtienen "ninguna contraprestación" económica por su trabajo creativo.

El director comercial de la SGAE manifestó que el problema de las descargas a través de Internet es que los jueces "prevalecen" el derecho a la cultura por encima del de la propiedad intelectual, si bien recordó que los legisladores aseguran que se deben "conciliar" ambos intereses, aunque "no se sabe cómo se puede lograr".

En esta línea, apuntó que el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, emitió una circular, que establece que no existe delito penal cuando no hay ánimo de lucro en una descarga de un fichero en Internet, algo que, a juicio de Trujillo, sólo se puede demostrar registrando los ordenadores personales de los internautas, lo que supondría un atentado contra el derecho a la intimidad.

ACUERDO SOBRE AUTOREGULACION

No obstante, estimó que la obtención de lucro no siempre significa lograr beneficios económicos, sino acceder a un bien, como una película y un disco, sin pagar por lo que vale. Por este motivo, consideró que debería haber una regulación normativa de las descargas por Internet y, de esta forma, dijo que la SGAE ha propuesto la creación de una mesa de concertación en la que participen todos los sectores afectados, con el fin de "autorregular" la descarga de archivos para que "se respeten los derechos de autor".

Así, el director comercial de la SGAE lamentó que, actualmente, no existe una sensación de "mala moral" por bajarse archivos musicales y audiovisuales de Internet y, por este motivo, informó de que su entidad ha puesto en marcha una campaña de información en los colegios e institutos, con el objetivo de "inocular" a los jóvenes sobre lo que significa el concepto de la propiedad sobre una obra de creación y sensibilizarles en las "buenas prácticas" del uso de la Red.

Por otra parte, reveló que durante el 2007, la SGAE obtuvo unos ingresos de 5,5 millones de euros por la descarga de canciones a través de los teléfonos móviles, conocidas como politonos, aunque señaló que estos beneficios son insuficientes para paliar el descenso de la venta de discos de música, que se ha reducido en un 50 por ciento durante los últimos cinco años, hasta alcanzar la cifra de 40 millones de euros.

Por su parte, Trujillo reiteró que España debe comenzar a adoptar medidas contra el "atentado contra la cultura" que supone bajarse música o películas de Internet de forma "ilícita", al igual que, según recordó, ha hecho Francia, donde su presidente Nicolas Sarkozy, ha firmado un acuerdo con unas 50 asociaciones del sector de la música, el cine y los proveedores de Acceso a Internet, mediante el cual los internautas que recurran con frecuencia a las descargas ilegales de contenidos culturales en Francia podrán quedarse sin el servicio de Internet.

Así, el director de la SGAE en la Zona Mediterránea resaltó que Francia ha comenzado a desarrollar mecanismos contra la piratería, porque en este país "se han dado cuenta de que esta práctica supone un perjuicio para su desarrollo cultural". Por último, Muntaner lamentó que las estadísticas sitúen a España a la cabeza de los países con "más fraude" en las descargas en Internet y, por tanto, "a la cola de los Estados que quieren desarrollar su cultura al más alto nivel".

[tags]SGAE, Derechos de Autor[/tags]