7 Mitos sobre ciberseguridad desmentidos


Es algo común hoy en día que uno de tus conocidos haya sufrido el hackeo de una de sus cuentas, sin que supiera cómo ha ocurrido. Todos hemos recibido alguna vez consejos de seguridad tecnológica por parte de un familiar o de un compañero de trabajo, ¿pero cuál es al final la verdad? Cuando llegamos al plano de la seguridad online, en ocasiones es complicado diferenciar entre percepción y realidad.

Las amenazas online están cambiando y haciéndose más sofisticadas. En 2012 fuimos testigos de la constante evolución en innovación por parte de los cibercriminales. La prueba se encuentra en que, por ejemplo, aumentó el número de ataques online a través de agujeros de seguridad con respecto al año anterior y siguió creciendo la tasa de ataques que se propagan a través de redes sociales, hasta el punto de que el ciber espionaje industrial se ha convertido en una preocupante realidad.

Con un panorama de seguridad online mundial en continuo cambio, parece que la mayoría de la gente sigue teniendo dudas al respecto de las amenazas online que existen actualmente y de sus consecuencias, así como de las medidas que deberían poner en práctica para protegerse. Por suerte, Symantec –compañía desarrolladora del software de seguridad Norton- ha dado a conocer el Informe sobre Amenazas a la Seguridad en Internet y los Móviles , que arroja luz sobre este asunto y ayuda a aclarar algunos de los errores principales acerca de la ciberseguridad:

Mito #1: Los virus y otros programas maliciosos (o “malware”) solo afectan a los ordenadores de sobremesa y a los portátiles.

Realidad: El malware para móviles, que puede atacar a smartphones, tablets y otros dispositivos móviles, aumentó un 58% durante el pasado año. Estos programas maliciosos pueden robar información como la de los números de teléfono o las direcciones de email (en un 32% de las ocasiones) o servirse del GPS del terminal para rastrear al usuario (en un 19%).

Mito #2: No hay posibilidad de sufrir el ataque de virus cuando se navega en redes sociales.

Realidad: Muchas de las redes sociales más populares, incluyendo las más nuevas, son objetivo de los estafadores online, hasta el punto de que se han detectado un 56% de ataques en plataformas de social media que se sirven de falsas tarjetas de regalo o encuestas fraudulentas.

Mito #3: Los productos de Apple no son susceptibles al ataque de virus y otras amenazas online.

Realidad: Aunque los hackers siguen priorizando a los PCs entre sus objetivos, más de 600.000 Mac fueron infectados por un ataque el pasado abril. Esto es solo una prueba más de que ningún sistema está totalmente a salvo de las amenazas online.

Mito #4: Los antivirus gratuitos ofrecen una protección completa del equipo.

Realidad: “Ransomware” (una nueva modalidad de estafa en la que los cibercriminales impiden el acceso al equipo hasta que se les paga un “rescate”), es una prueba del nivel al que está llegando el malware y ha demostrado ser no sólo más complicado de eliminar, sino también más agresivo y profesional que otros programas maliciosos. Por eso requiere una protección que vaya más allá de la que puede ofrecer un programa gratuito.

Mito #5: Es fácil saber si una web es falsa, ya que suele haber caracteres extraños o términos erróneos.

Realidad: Muchos portales que no son de confianza lucen exactamente igual que las páginas de marcas legítimas, dejando a un lado pequeños detalles. En 2012 se duplicó el número de webs que imitan a redes sociales.

Mito #6: Mi ordenador no resultará infectado si no visito páginas peligrosas.

Realidad: El 61% de las webs que pueden propagar “malware” son portales legítimos que han sido infectados y comprometidos con código malicioso. Los portales de negocios, tecnología y compras se situaron entre los 5 tipos de web con mayor número de infecciones.

Mito #7: Sabré inmediatamente si mi equipo se infecta.

Realidad: Los cibercriminales se benefician del sigilo – cuanto más puedan acceder a un equipo sin ser detectado, mayor será el daño que podrán causar-. Por eso, tu ordenador podría ser parte de una “botnet”- una red de ordenadores controlados de forma rebota para enviar emails de spam o participar en ataques generalizados- sin que llegaras a saberlo.

Protegerte ante las amenazas online no es complicado. Si te informas y educas sobre ellas, utilizas herramientas de seguridad y pones en práctica estos sencillos consejos, estarás protegido contra el cibercrimen.

1. Protege tus cuentas y perfiles con contraseñas complejas que combinen letras, números y símbolos y utiliza una distinta para cada uno.

2. Siempre que te sea posible, consulta solo webs de confianza. Cuando compres online, verifica que lo haces en webs seguras antes de realizar cualquier tipo de pago.

3. Evita realizar transacciones sensibles cuando navegues en redes Wi-Fi abiertas o utiliza un Virtual Private Network (“VPN”). Estas redes pueden facilitar a otros el acceso a tus actividades.

4. Nunca abras links o ficheros adjuntos de personas que desconoces. Si recibes mensajes extraños de un amigo, tómate unos minutos para verificarlo, ya que es posible que su email o su perfil en redes sociales haya sido hackeado.

5. Asegúrate de proteger todos tus dispositivos con una herramienta de seguridad completa