Android nació como un software para cámaras


Andy Rubin, ex vicepresidente de Google a cargo de Android, reveló hoy que su objetivo era cambiar la forma en como las cámaras digitales se conectaban a un computador

Hoy, a casi cinco años de la salida del primer teléfono con Android, es difícil pensar en el sistema operativo como un programa para algo más que teléfonos y tabletas. Pero según reveló Andy Rubin, uno de los creadores del proyecto en 2004, el objetivo era desarrollar un nueva plataforma para cámaras.

Rubin, ex vicepresidente de Google a cargo de Android, participó hoy del Japan New Economy Summit, realizado en Tokio esta mañana y ahí reveló nuevos detalles de la historia de la plataforma móvil.

El ejecutivo afirmó que la meta del equipo era crear un programa para cámaras, que contaría con aplicaciones integradas, pero que revolucionaría la manera en que las cámaras se conectaban a un computador, ya sea con o sin cables.

El problema fue que el mercado de cámaras digitales empezaba a reducirse, mientras que el de los smartphones empezaba a crecer, por lo que el equipo contrató a ex empleados de Orange y T-Mobile y volcó su foco a la tecnología móvil.

"La misma plataforma, el exacto sistema operativo que construimos para cámaras, eso se convirtió en Android para teléfonos inteligentes", indicó Rubin, según publicó PC World.

Para convencer a los fabricantes de teléfonos, el grupo que a esa altura ya era propiedad de Google ofreció un modelo de negocios que alteró el mercado: no cobrarían por usar el sistema operativo en el teléfono, a diferencia de los costos de licencia que cobraban otras empresas.

El modelo claramente funcionó: actualmente Android es la plataforma móvil más usada del mundo, presente en más 750 millones de dispositivos alrededor del planeta.

Ahora, Rubin enfrentará un nuevo desafío, luego de dejar el puesto máximo del equipo de Android. En marzo, Larry Page anunció que será reubicado a Google X, el área de proyectos innovadores de la compañía californiana. "Puedo garantizar que lo que sea que haga, va a ser algo que a deleitar a los consumidores", afirmó hoy en Tokio.