Apple recibe su primer varapalo por versión preliminar de Safari para Windows


apple-safari-petitLa empresa tecnológica de moda pierde credibilidad por el lanzamiento apresurado de Safari para Windows.

Dicen que la prisa es mala consejera y Apple ha probado ya esa medicina. Acostumbrada a ser el centro de atención de los medios desde la salida de los primeros iMacs y posteriormente de los iPods… el anuncio de su incursión en el mundo Windows acaparó titulares en todo el mundo.

La mayoría de los medios reproducían (como hicimos en Noticiasdot.com) parte de la nota oficial o los despachos de las distintas agencias sobre el lanzamiento del navegador y la revolución que representaba.

La verdad es que era una buena noticia. Por fin otro navegador que rompiera esa «guerra abierta» entre Explorer y Firefox y que lleva a internautas a alinearse en uno u otro bando por encima de las prestaciones que cada navegador ofrece. Habíamos probado Safari en Mac y realmente nos encanto, es rápido, compatible con todo tipo de páginas y con un diseño excelente. La llegada de ese navegador a Windows era, como ya hemos dicho, una gran noticia.

Sin embargo, a media mañana de ayer y después de probar el navegador nos vimos en la obligación de publicar una de esas noticias que te «duelen en el alma». Una advertencia a nuestros lectores de que era mejor que no instalaran esa versión.

No fuimos los únicos. Durante todo el día de ayer las críticas a esta versión empezaron a llenar los blogs, redes sociales () e incluso medios de gran envergadura.

El traspiés de Apple ha sido mayúsculo

Una gran mayoría de los sitios se preguntan como es posible que una empresa que se ha venido significando por la calidad de sus productos haya cometido ese enorme traspiés.

Las razones, seguramente habría que buscarlas en la necesidad de la compañía de presentar algo de la suficiente envergadura en la Keynote de Steve Jobs que llamará la atención de los medios y siguiera manteniéndola en la cresta de la actualidad.

La verdad es que poco tenía para anunciar. Leopard del que se viene hablando desde hace ya tiempo sigue en desarrollo y además es un producto interesante pero dirigido a una pequeña porción de los millones de usuarios de la red mundial.

Todo lo contrario sucede con esta versión de Safari para Windows. Solo hay que ver que la noticia la han publicado en todo el mundo centenares de medios y miles de weblogs.

Quizás, entusiasmados con la estela que la acompaña creyeron que pocos se atreverían a criticar la inestabilidad del software y que la pequeña pero compacta comunidad «macquera» (muy presente en la blogosfera) frenaría las críticas hacía ese mal producto que no merece ni llamarse beta.

Lamentablemente los efectos de ese traspiés pueden ser catastróficos para el futuro de ese proyecto. Muchos de los que lo han probado dudaran en volver a descargarlo y Apple ha perdido la oportunidad, de momento, de hacerse un hueco en esa guerra entre Explorer y Firefox, en la que muchos no nos encontramos a gusto y que entusiasmados descargamos el Safari.

Habrá que esperar y ver como reacciona Apple. De entrada, una correcta actuación sería liberar una beta de verdad que nos librará del mal sabor que está nos ha dejado.

La esperamos, aunque preferiríamos que en lugar de venir acompañada de declaraciones majestuosas lleve a los usuarios de Explorer la excelente calidad que Safari ha conseguido para Mac. Con eso nos conformamos.