Bankinter será operador móvil desde febrero e integrará sus servicios financieros en el teléfono


Bankinter se lanzará al mercado de telecomunicaciones como operador móvil virtual a partir de febrero de 2008, cuando empezará a comercializar sus propias tarjetas SIM, a través de las que integrará en el propio terminal una amplia gama de servicios del banco, que ofrecerá con carácter gratuito.

La entidad firmó hoy un acuerdo con la holandesa KPN, que proporcionará la plataforma de sowtfare, y que a su vez tiene un acuerdo con la tercera operadora española Orange, que proporcionará la red. En todo caso, Bankinter será la única marca que aparezca en los terminales y el referente de los clientes para cualquier consulta, petición o queja.

El director general de Bankinter y responsable del área de innovación, Fernando Alfaro, explicó que el cliente tendrá en la tarjeta SIM de su teléfono toda su información financiera, la posibilidad de acceder a las cuentas, realizar transferencias, comprar acciones o revisar facturas, entre otros servicios, a través de un apartado en el menú, de la misma forma que se puede acceder actualmente a escribir un mensaje de texto o a consultar el calendario en cualquier móvil.

Además, Bankinter implementará en las tarjetas SIM la información del DNI electrónico de aquellos clientes que cuenten con él, para que el teléfono se convierta en un sistema de identificación singular de cada individuo.

Alfaro cree que Bankinter tiene amplias posibilidades en este negocio, 'pionero' para una entidad financiera, y aseguró que el objetivo de Bankinter es trasladar el grado de satisfacción que tienen los clientes del banco a los servicios de telecomunicaciones que, enfatizó, se encuentra en un nivel bajo.

El sexto banco español por capitalización bursátil no ha querido facilitar aún las tarifas que cobrará a aquellos clientes que deseen trabajar con Bankinter como operador móvil, pero Alfaro garantizó que 'será la mejor'. 'Los clientes del banco tienen una media de 7,5 productos con nosotros y este será el octavo. En lo que al precio para estos clientes se refiere, no va a haber color', aseguró.

SEGURIDAD MÁXIMA.

La seguridad en las transacciones para esta nueva tecnología fue uno de los puntos en que Bankinter ha puesto más atención, con el objetivo de garantizar la absoluta protección. Tanto Alfaro como otros representantes del banco repasaron toda una batería de medidas de seguridad que incluyen las ya de por sí conocidas clave de acceso, de operaciones o la tarjeta de coordenadas del banco, que serán necesarias para acceder a la información y realizar cualquier operación.

Además, Bankinter desveló medidas de seguridad adicionales que podrá proporcionar a través de la convergencia entre los servicios financieros y las telecomunicaciones. El banco podrá limitar la operatividad en el pago de productos o realización de transferencias, entre otros, a un ámbito geográfico o incluso en un radio establecido en torno a la posición donde se encuentre el teléfono móvil. 'Se abre un mundo de oportunidades', comentó Alfaro.

Bankinter cuenta con un millón de clientes, con lo que su mercado potencial para el nuevo proyecto es grande. En todo caso, desde la entidad no ha querido facilitar estimaciones de penetración ni desglosar el gasto realizado tanto en inversión como en un futuro en 'marketing'. Lo que se sabe es que el acuerdo alcanzado con KPN es de distribución de beneficios, con un horizonte temporal a largo plazo, y que el esfuerzo comercial no será grande, ya que lo que se desea es captar a los clientes de la propia entidad.

[tags]Bankinter, Móviles[/tags]