Buzz!, EyeToy y SingStar celebran por todo lo alto su éxito en España


Dibujo

Las tres series de juegos sociales, ya han vendido en total más de tres millones de juegos para PlayStation2 en nuestro país.

Después de cinco años de éxito en el caso de EyeToy (serie estrenada en 2003), cuatro para SingStar (que debutó en 2004) y dos para Buzz! (que llegó en 2006), estas tres franquicias han conseguido vender en total más de tres millones de unidades de sus títulos para PlayStation2 (PS2) en toda España.

Sony España, para celebrar este triunfo, por la compra de un pack de cualquiera de estas series que incluye un título de software y su respectivo periférico (micrófonos SingStar, cámara USB EyeToy y pulsadores Buzz!) te regala completamente gratis otro juego. Esta interesante oferta da comienzo hoy mismo, 1 de julio, y durará hasta el 15 de septiembre.

El éxito de estos juegos radica en su carácter social y en el uso de unos 'mandos' poco convencionales, lo cual los ha hecho muy populares y accesibles para todo tipo de público. Sin duda las series de Buzz!, EyeToy y SingStar han cambiado para siempre el modo de entender los videojuegos, gracias a un novedoso planteamiento.

La posibilidad de jugar con tu propio cuerpo frente a una cámara USB EyeToy para PlayStation2 que recoge tus movimientos en la pantalla del televisor, de cantar tus temas favoritos siguiendo el ritmo y la letra con los micrófonos SingStar o participar en un concurso de televisión de preguntas y respuestas apretando el pulsador Buzz! más rápido que hasta otros siete participantes, han marcado un antes y un después en la historia de PlayStation.

Actualmente hay una base instalada de pulsadores Buzz! en España de 660.000 unidades. A esto hay que unir otros 830.000 micrófonos SingStar y 670.000 cámaras EyeToy. En total, si colocáramos uno tras otro todos los periféricos PlayStation2 que se han vendido en nuestro país, nos permitirían, como Cristóbal Colón, cruzar el Océano Atlántico llegar a América y volver, a través de un puente imaginario de micrófonos, cámaras y pulsadores. Impresionante ¿no crees?