Carrefour, La Caixa y Citibank son las entidades que menos rectifican cuando el Banco de España se lo pide


beLos Servicios Financieros de Carrefour, La Caixa y Citibank son las entidades que menos veces rectifican cuando el Banco de España da la razón al cliente que ha reclamado por los servicios recibidos, según datos de la última Memoria del Servicio de Reclamaciones del instituto emisor.

A pesar de que el Banco de España ha determinado que la actuación de las entidades no ha sido la correcta en diez o más ocasiones y ha dado la razón a los clientes que habían reclamado, Servicios Financieros Carrefour no ha rectificado ninguna vez, La Caixa lo ha hecho en el 8% de los casos, y Citibank en el 14,3%.

Por contra, BBVA ha cambiado después de las recomendaciones del instituto emisor y ha rectificado en el 91,7% de los casos, seguido por Unicaja, Cajastur y Caja Catalunya, que lo han hecho en el 80% de los casos.

Concretamente, de 634 informes favorables a las pretensiones de los reclamantes que ha emitido el organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez a lo largo del pasado ejercicio, el 43,5% han sido rectificados por las entidades financieras, mientras que el 56,5% se han quedado como estaban.

Atendiendo el tipo de establecimiento, quienes menos veces han rectificado en relación con el volumen de quejas han sido los establecimientos financieros de crédito, puesto que sólo lo han hecho en un 5,3% de las veces, mientras que los que más han rectificado han sido las sucursales en España de entidades de crédito extranjeras (76,5%).

El número de escritos de queja o reclamaciones presentadas ante el Banco de España durante el ejercicio 2007 ha ascendido a 5.736, hecho que significa un incremento del 4,8% respecto al año pasado.

De los expedientes resueltos, el 37,5% ha concluido con el envío al reclamando y la entidad de un informe motivado del Banco de España, de los cuales el 35,5% ha sido favorable al reclamando y el 51,1% desfavorable. Como consecuencia de las rectificaciones a los informes favorables al reclamando, las entidades financieras han abonado a los clientes 1,43 millones de euros.