Consejos para evitar problemas con los mensajes SMS no solicitados


movil-sms-petitLa Asociación de Empresas de Servicios a Móviles recomienda no responder a este tipo de mensajes para evitar cobros indebidos y suscripciones encubiertas a servicios

Ante el aumento en el mercado del envío de mensajes SMS no solicitados, la Asociación de Empresas de Servicios a Móviles (Aesam), que reúne a las empresas más importantes del sector en España, ha elaborado una serie de recomendaciones con el objetivo de evitar problemas y fraudes a los usuarios.

Los mensajes SMS fraudulentos utilizan técnicas de marketing social para confundir al consumidor, hacerle creer que el emisor es una persona conocida y animarle a generar una respuesta. Cuando ésta se produce, el usuario puede quedar suscrito a un servicio sin saberlo, o verse animado a enviar repetidos mensajes SMS Premium, con un coste de hasta 1,2 € cada uno. Las compañías que actúan de esta manera no se identifican correctamente, no facilitan mecanismos de baja y suelen estar basadas en el extranjero para eludir cualquier tipo de denuncia.

Las empresas asociadas en Aesam, que representan más del 80% del mercado de servicios a móviles español, rechazan este tipo de comportamientos y hacen a los usuarios las siguientes recomendaciones:

 

Desconfiar de los mensajes SMS no solicitados cuyo emisor no sea conocido: si no se está seguro de la procedencia del mensaje, éste nunca debe ser contestado.

No contratar servicios de empresas que no se identifiquen correctamente: deben comunicar su nombre y como ponerse en contacto con ellas (teléfono, e-mail, web, correo).

Distinguir cómo funcionan los diferentes productos y servicios disponibles para móviles: uno de los servicios más populares y en franco crecimiento son los de suscripción. Su funcionamiento es sencillo: mediante una solicitud de alta, el cliente recibe de forma periódica mensajes para la descarga de productos para su móvil a un precio inferior al habitual. Al igual que sucede en otros terrenos, como en el de las suscripciones a medios de comunicación o asociaciones, en la promoción de estos servicios suele ofrecerse al cliente un regalo de bienvenida (como por ejemplo, una melodía o un juego) tras el que entra en funcionamiento el servicio. En ocasiones, algunos usuarios confunden dichos regalos con la solicitud aislada y puntual de un determinado producto, por lo que es importante distinguir ambas opciones para evitar malentendidos.

Claridad en la publicidad de los servicios: las empresas de Aesam tienen la obligación de destacar con claridad en sus anuncios si lo que se ofrece es un servicio de suscripción. Asimismo, deben facilitar el nombre de la compañía, su página web o número de atención al cliente, la forma de darse de baja del servicio y el coste del mismo.

Facilidad en la gestión de las altas y las bajas: para darse de alta en un servicio de suscripción o alertas de una empresa de Aesam, sólo podrán utilizarse las palabras clave ALTA o ALERTA. Para la baja, la palabra clave que habrá que enviar al mismo número donde se realizó el alta será BAJA.

Información disponible del proveedor del servicio: en el primer mensaje que recibe un usuario que se da de alta en un servicio de una compañía asociada a Aesam siempre se incluye la información de contacto del proveedor (nombre y teléfono de atención al cliente), así como el mecanismo para darse de baja y el coste del servicio. Por eso es importante conservar siempre dicho mensaje.

Todas las compañías que forman parte de Aesam tienen la obligación de aceptar y asumir un estricto código de conducta interno que establece desde los límites en los que debe moverse la publicidad hasta los mecanismos para darse de alta y baja en los servicios de suscripción. En este último caso, la Asociación fija unas normas claras para garantizar a los consumidores la máxima transparencia en su proceder.

Canales de ayuda para la resolución de problemas: en caso de que el usuario necesite localizar al proveedor de un servicio, puede utilizar para ello el buscador habilitado en la página web de Aesam (www.aesam.org). Si el número lo gestiona un asociado, obtendrá su dirección y teléfono para aclarar dudas o resolver cualquier cuestión acerca del servicio. Asimismo, Aesam dispone de un teléfono de atención al usuario: 902 934 612.

Mecanismos de autocontrol: el código de conducta interno de Aesam obliga a resolver cualquier incidencia entre un asociado y un cliente en un plazo de dos días hábiles. Además, establece sanciones para aquellos casos en los que no se respeten las normas de la Asociación.