Crackers asaltaron servidores del Departamento de Seguridad Interior de los EEUU


hacker-petitEl Departamento de Seguridad Interior, la máxima entidad estadounidense para combatir los peligros que acechan en el Internet, fue interceptado en 800 ocasiones por vándalos cibernéticos, que les pasaron virus y provocaron otros problemas de seguridad en su sistema de computadoras por espacio de dos años, admitieron funcionarios de alto rango ante el Congreso.

En una instancia, se hallaron las herramientas usadas por los vándalos cibernéticos, conocidos como hackers, y otros documentos en dos sistemas de computadoras de uso interno en el Departamento de Seguridad Interior. En la sede de la agencia se solicitó ayuda al Centro de Operaciones de Seguridad del mismo departamento y a un equipo de emergencia computarizada que funciona en la Universidad Carnegie Mellon.

En otros casos, las computadoras de trabajo del Servicio de Guardacostas y de la Agencia de Seguridad de Transporte fueron infectadas con programas depredadores que fueron detectados cuando trataban de comunicarse con otros sitios fuera de su sistema. Asimismo se perdieron unas cuantas computadoras portátiles y el sistema de Internet de la agencia fue interceptado.

El presidente del Comité de Seguridad de la Cámara de Representantes, el demócrata Bennie Thompson, dijo que ese tipo de problemas socavan los esfuerzos del gobierno de alentar a las empresas y organizaciones privadas para que mejoren la seguridad cibernética.

«Lo que departamento pasa con sus propios sistemas cibernéticos habla por sí solo de que no se han logrado los objetivos», destacó Thompson.

Los investigadores del Congreso determinaron que la persistente debilidad «amenaza la confiabilidad, integridad y disponibilidad de los sistema claves de información y del Departamento de Seguridad Interior», según un nuevo informe de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno divulgada en junio.

Scott Charbo, jefe de información del departamento, le aseguró a los legisladores que su organización se esforzaba por impedir que se presentaran esos problemas.

«Necesitamos intensificar nuestra vigilancia a fin de garantizar que tales incidentes no se vuelvan a repetir», destacó Charbo en un testimonio preparado para la audiencia del miércoles.

Los problemas de las computadoras fueron revelados en el subcomité de seguridad interior de la cámara durante el año fiscales del 2005 y el 2006, y tuvieron lugar en la misma sede del departamento y en muchas otras agencias, tales como la Agencia de Seguridad del Transporte, el Servicio de Guardacostas, la Agencia de Manejo de Emergencias, Agencia de Protección Fronteriza y de Aduanas, y otras.