Creador de Gnome abandona Linux y se pasa a Mac


apple-linux

“Linux ha fracasado en el escritorio”, afirma Miguel de Icaza

 

 

Uno de los fundadores de GNOME, el mexicano Miguel de Icaza, ha anunciado, a través de su blog, que se ha convertido en un usuario de Mac, debido a que, entre otras razones, Linux nunca se las arregló para cruzar el abismo del escritorio.

Miguel de Icaza, el desarrollador mexicano que fue uno de los que fundaron el proyecto GNOME, ha tomado la decisión de abandonar las distribuciones Linux, para convertirse en un usuario de Mac.

De Icaza ha expuesto, a través de una entrada en su blog, las razones que lo llevaron a convertirse en un usuario de Mac. Según él, todo empezó en unas vacaciones que tomó en Brasil por el año 2008, y en las que optó por llevar una Mac, en lugar de ThinkPad que corre con Linux.

‘En el campo de la computación, esas vacaciones de tres semanas resultaron ser muy relajantes. La máquina se suspendía y reiniciaba sin problemas. El Wi-Fi simplemente funcionaba, el audio no dejó de funcionar y pasé tres semanas sin tener que recompilar el kernel o ajustar esto o aquello, ni pelear con los drivers de video, ni lidiar con la extraña y aleatoria degradación de velocidad que sufría mi ThinkPad’, cuenta Miguel de Icaza.

De Icaza manifiesta que su cambio a Mac encuentra un paralelo con la historia de Dave Winer, llamada ‘Por qué acabó Windows con Mac’, y señala que, para él, ‘la fragmentación de Linux como plataforma, las múltiples distros incompatibles y las incompatibilidades entre las versiones de la misma distro fueron mi Three Mile Island/Chernóbil’, en alusión a lo escrito por Winer.

‘Sin darme cuenta, dejé de encender la pantalla de mi máquina Linux durante 2012. Para cuando me mudé a un nuevo apartamento en octubre de 2012, ni siquiera me molesté en conectar la máquina de nuevo, y hasta la fecha, no la he encendido’, continúa De Icaza, lo que lo lleva a concluir lo siguiente:

‘Incluso en todos mis días de defensa de Linux, cuando fuera que tuviese que recomendar un ordenador a un usuario nuevo, recomendaba una Mac. Y cuando fuera que entregaba computadoras de regalo a amigos o familia, siempre era una Mac. Linux simplemente nunca logró cruzar el abismo del escritorio’.

Un desencuentro anunciado

Icaza siempre ha sido considerado uno de los desarrolladores con más visión del código abierto. Incomprendido por los “puros” , su empeño en crear un entorno visual más fácil de usar no siempre contó con el apoyo de una comunidad más comprometida con mantener la “pureza” que en hacer Linux un sistema operativo más popular,

A finales del pasado verano, ya se mostraba convencido de que Linux había perdido la batalla frente a otros sistemas operativos. Fue en ese momento cuando explico que en su opinión el gran fracaso de Linux es haber sido desarrollado siempre por programadores y para programadores, olvidándose de incluir funcionalidades que lo hicieran popular. También critico las incompatibilidades entre las distribuciones y el afán de los creadores de cada una de ellas en mantener su propia seña de identidad levantando barreras que hicieran imposibles el uso de herramientas creadas para otras distribuciones.