Cyber Monday: despues del viernes negro llega el 'ciberlunes' con grandes ofertas online


cibermonday-petitEl fin de semana de Acción de Gracias ha terminado, pero la temporada de compras de fin de año no ha hecho más que comenzar. Este lunes después de Thanksgiving es el Cyber Monday o "Lunes Cibernético", el día de las grandes compras a través de Internet.

El 'Cyber Monday' -algo así como 'lunes cibernético'-, es el lunes tras el fin de semana de Acción de Gracias, cuando los comercios de EEUU abren de madrugada y ofrecen suculentas rebajas para animar a los consumidores a iniciar sus compras navideñas.

Los estadounidenses empezaron hace algunos años a aprovechar la vuelta a la oficina el lunes para conectarse a Internet y adquirir todo aquello que no habían encontrado durante el fin de semana y así nació el 'Cyber Monday'.

Bautizado así hace dos años por la Federación Nacional de Minoristas de EEUU (NRF), el 'Cyber Monday' es hoy una de las jornadas del año con mejores ofertas en la red y con más facturación para las tiendas de Internet.

Se espera que los estadounidenses se dejen unos 700 millones de dólares en compras 'on line', según estimaciones de la consultora Challenger, Gray & Christmas, 100 millones de dólares más que en 2006.

Una encuesta reciente del portal RizRate Research afirma que un 72,2 por ciento de las tiendas de Internet lanzarán promociones especiales este lunes, frente al 42,7 por ciento de hace dos años.

La gran mayoría de los comerciantes de Internet correrá con los gastos de envío gratuitos ese día, una buena oferta si se considera que estos costes se están incrementando por la subida del precio del petróleo.

Según otros estudios, un 54,5 por ciento de los empleados estadounidenses con conexión a Internet -un 5 por ciento más que el año pasado- proyectan hacer hoy compras en la Red desde su puesto de trabajo, lo que repercutirá en la productividad de la economía de EEUU.

En total, las pérdidas por empleados distraídos con la caza de ofertas podrían ascender a 488 millones de dólares, aseguran los expertos de Challenger, Gray & Christmas.

'Las compras en Internet pueden ser una distracción en el puesto de trabajo, especialmente cerca de las Navidades', afirmó John Challenger, presidente de esta consultora, en un comunicado.

No obstante, Challenger recomienda a los empresarios no prohibir esta práctica para 'no perjudicar la moral y fidelidad de los trabajadores' lo que, en última estancia, sería más negativo para la compañía que unos pocos minutos perdidos en, pongamos, Amazon.com.

Pero, pese enormes cifras de ventas que se esperan este lunes, los expertos creen que el 'Cyber Monday' perderá importancia en el futuro y no porque vayamos a comprar menos, sino porque lo haremos también en otros días.

Ken Cassar, analista de la firma de investigación de mercados Nielsen Online, dijo que la mayoría de los usuarios de Internet ya tienen conexión de banda ancha en casa por lo que 'no tiene que esperar a volver al trabajo el lunes para encontrar gangas on line'.

Otros expertos añaden que los estadounidenses cada vez empiezan sus compras navideñas con más antelación, por lo que el fin de semana de Acción de Gracias dejará pronto de ser el 'pistoletazo de salida' de la campaña de Navidad para los comerciantes.

Tomar precauciones es siempre importante

Comprar por Internet es cada vez más seguro. Aún así, los estafadores y ladrones de identidad también son cada vez más numerosos y los casos de fraude no disminuyen.Por ello es importante utilizar el sentido y común y seguir algunos consejos básicos cuando se compra a través de Internet.

En general conviene evitar pagar con tarjetas de débito. Es más seguro -y mucho más fácil de reclamar en caso de fraude- pagar con una tarjeta de crédito. Las tarjetas de débito dan acceso directo a la cuenta de cheques a la que está asociada, y el dinero sale automáticamente de la cuenta en el momento en que se hace un pago.

Es importante también saber a quién se está comprando. Comprobar que el vendedor tiene una dirección física y un número de teléfono reduce las posibilidades de ser engañado.

Y por supuesto, nunca se debe enviar información confidencial -número de Seguridad Social, pin de una tarjeta, etc.- a través de correo electrónico.

Además, se debe evitar hacer click en los links de correos electrónicos no deseados. Aunque un e-mail nos parezca legítimo, si no tenemos una relación habitual con una empresa, puede ser un correo-trampa que busque enviarnos a una página falsa -aunque con apareciencia de verdadera- en la que nos pedirán información confidencial para luego vaciar nuestras cuentas. Para evitarlo, busca la "s" de conexión segura en la dirección del sitio en que estés comprando: "https://....".