Dell confirma su interés en ofrecer Linux como alternativa a Windows


dell-linux-petitDell está considerando la posibilidad de ofrecer el sistema operativo Linux como una alternativa al Windows de Microsoft en sus computadoras personales, dijo el martes un portavoz de la empresa.

Tal como ya informó Noticiasdot.com, el interés hacía el sistema operativo de código libre proviene de las respuestas recibidas por usuarios y clientes de la firma al «buzón de sugerencias» colgado en su página web hace poco menos de tres semanas.

Hacer que Linux esté disponible en otras computadoras de la firma ha sido la petición más repetida desde que se presentó el sitio web el 16 de febrero, según datos que publica el sitio, hasta el martes por la tarde.

El segundo tema más solicitado fue que Dell ofrezca otro popular programa gratuito, OpenOffice, que compite con los programas de Microsoft Office como Word, Excel y PowerPoint.

«Estamos escuchando lo que nos están diciendo los consumidores sobre Linux y tomándolo en consideración,» dijo el portavoz de Dell David Lord.

Linux puede ser instalado en cualquier ordenador basado en la clásica arquitectura Wintel y su único inconveniente suele ser la falta de drivers para un buen número de periféricos que se encuentran en el mercado.

Economía

Dell, como otros fabricantes, ofrece casí en exclusiva Windows (en sus distintas versiones) precargado en sus ordenadores.

La firma no ha desvelado el coste que significa para el comprador la incorporación de Windows en sus equipos aunque se calcula que podría estar en torno a los 90 dólares en su versión básica.

Aunque esa cantidad puede parecer «irrelevante» cuando hablamos de cantidades como 600, 1000 o 3000 dólares que cuestan los ordenadores el ahorro de 100 dólares podría ser muy signicativo para las cuentas de la compañía.

Cambio de Rumbo

Algunas fuentes consideran que Michael Dell tiene en mente reorientar la estrategia de la empresa para devolverle el papel protagonista que mantuvo en los últimos años.

Convertir a Dell en el primer fabricante que apuesta por llevar Linux a los ordenadores de sobremesa y portátiles significaría recibir un tremendo apoyo por parte de la comunidad del código libre además de situar en primera línea a la compañía en lo que se prevé una tendencia que poco a poco se impondrá en el futuro.

Una estrategia, que en caso de consolidarse, podría devolver de nuevo a Dell el liderazgo en el mercado y seguir manteniendo esa imagen de empresa innovadora que supo crearse en su momento.