El 66% de los consejeros delegados de grandes compañías mundiales está en Internet


ceos

El 66 por ciento de los consejeros delegados de las grandes compañías mundiales está presente en Internet a través del sitio web de la empresa, de vídeos y de las redes sociales, frente al 36 por ciento del 2010, según el estudio realizado por la firma de relaciones públicas Weber Shandwick.

   De acuerdo al estudio, el crecimiento acelerado entre 2010 y 2012 de los consejeros delegados en la red procede fundamentalmente de su participación en el sitio web de la empresa, pasando del 32 por ciento al 50 por ciento, y en vídeo, del 18 por ciento al 40 por ciento.

   En concreto, el 50 por ciento de los consejeros delegados visibles en los sitios web de su compañía suelen aparecer en las páginas principales y en pestañas o enlaces, por ejemplo, en cartas, fotografías y vídeos.

   "El uso de la web de la empresa para añadir información sobre el consejero delegado es un primer paso en la socialización de éste y es la base de la sociabilidad en algunos mercados mundiales", ha señalado la agencia.

   En cuanto a las redes sociales, estos directivos apenas han incrementado su presencia a través de estos foros, pasando del 16 por ciento en 2010 al 18 por ciento en 2012.

   Para el director creativo de la práctica Digital de Weber Shandwick, James Warren, si bien el uso público de las redes sociales por los consejeros delegados no ha crecido considerablemente, el aumento global de la sociabilidad de éstos indica la probabilidad de que estén monitorizando las redes sociales como herramienta de 'business intelligence' y usen este conocimiento del sector en otras de sus actividades fuera de las redes.

FALSOS PERFILES

   En este sentido, la agencia ha indicado que merece especial atención los "falsos perfiles" de los consejeros delegados en las redes sociales.

   Aproximadamente un tercio de los consejeros delegados tienen sus nombres unidos a este tipo de cuentas, con perfiles que contienen información inexacta o falsa acerca de los directivos o las empresas y, en algunos casos, varias cuentas falsas de un mismo consejero delegado.