El Aston Martin de James Bond supera al iPod y Youtube como marca más popular en el Reino Unido


james-bond aston-martin-petitUn coche rápido con la imagen de James Bond aferrado al volante encabeza una lista de las marcas más de moda en Reino Unido, basada en una reciente encuesta publicada el jueves.

Aston Martin adelantó al reproductor de música iPod, de Apple, y a la página de vídeos YouTube en la lista de las 500 marcas más de moda en Reino Unido en 2007 ordenada por la empresa consultora Coolbrands.

Aunque las categorías de Internet y la tecnología dominaban los 20 primeros puestos de la lista, la marca de Aston Martin ha recibido el impulso del éxito de la última película de la saga Bond, «Casino Royale».

«El éxito de ‘Casino Royale’ y la consecuentemente renovada relación de amor entre el público británico y Bond muestran que hay una profunda relación entre el hombre y el coche en la mente de los británicos», reflejó Coolbrands en su informe.

aston-martin-007

 

El reproductor de música iPod de Apple quedó segundo, por detrás de Aston Martin, y su programa iTunes se coló entre los 20 primeros en el puesto 19. Apple, que no quiso hacer declaraciones sobre su éxito en la lista, fue votada la séptima marca más de moda en Reino Unido.

YouTube, página propiedad de la compañía Google, quedó en tercer lugar en la encuesta. Google, que fue la única compañía basada en la red que entró en el top 20 en 2006, quedó quinta, subiendo un puesto respecto al año anterior.

Los responsables de Google dijeron que agradecían la noticia, pero evitaron comentar de forma oficial las clasificaciones.

Stephen Cheliotis, consejero delegado de The CoolBrands Council, manifestó que la lista era el reflejo de nuestras necesidades de cambio, deseos e intereses.

«Algunas cosas pueden ponerse de moda en virtud de su necesidad de ocupar un lugar importante en tu vida, como Google o Amazon. Por otra parte, las cosas que realmente quieres pero que sabes que podrías no tener nunca -como un Rolex o un Ferrari- sencillamente marcan moda».