El Bluejacking sigue en auge


bluejacking-petitEl Bluejacking, además de anónimo, promete ser divertido aunque algunos usuarios no opinan lo mismo.

Esta práctica que se puso de moda hace ya unos años en Europa se ha extendido a Latinoamérica debido a la creciente comercialización en el continente de nuevos modelos con tecnología Bluetooth incorporada. Su uso es realmente sencillo y al alcance de cualquiera. Solo precisamos un terminal compatible con esta tecnología de conectividad inalámbrica y una localización estratégica.

A partir de ese momento es coser y cantar.

A través de la pestaña de conectividad Bluetooth exploramos aquellos terminales que tienen actividad la conexión y les mandamos mensajes.
Lo normal es que quién reciba el mensaje se sorprenda y empiece a buscar quien se está intentando comunicar con él. ¡Ya lo tenemos identificado!

Depende de su reacción y sí nos interesa podemos seguir manteniendo la comunicación… si no buscamos otro terminal y empezamos de nuevo.,
Así, los usuarios de Bluetooth pueden mandar y recibir SMSs en un radio que abarca entre 10 y 100 metros de distancia, dependiendo del modelo sus terminales. Y todo ello gratis.

Si bien esta moda telefónica ya tiene sus adeptos, desde algunos weblogs de países donde esta práctica se realiza hace tiempo, las reacciones negativas tampoco se hicieron esperar, dado que dicha actividad es señalada como un asalto a la privacidad.

También podemos utilizar el bluejacking para mantener conversaciones con colegas y amigos en locales como centros comerciales, bares o discotecas. Nos ahorramos uno o varios SMSs lo que agradecerá nuestro bolsillo.