El buscador ruso Yandex quiere hacer sombra a Google


yandex

Yandex, el principal buscador de Internet de Rusia, empezará a hacerle sombra a Google en países emergentes como Turquía en un intento de contrarrestar los avances realizados por el gigante estadounidense en su mercado doméstico.

   El fundador y consejero delegado de Yandex, Arkady Volozh, aseguró a Reuters el pasado viernes que la empresa podría utilizar a sus propios expertos para expandirse hacia nuevos países, pero sin descartar adquisiciones o acuerdos de asociación.

   "Nos vamos a centrar en mercados dominados por Google (...) donde tienen más del 90 por ciento de la cuota de mercado", dijo Volozh en una entrevista en Dublín, añadiendo que Yandex pondría énfasis en mostrar a los consumidores los peligros de que una sola empresa domine Internet.

   Yandex está actualmente enfocada en Turquía, donde ganó un 1 por ciento de cuota de mercado desde su irrupción en el mercado el año pasado. Describe esta fase como base para una importante expansión y dice que se dirigirá hacia mercados más amplios donde no vea una competencia real de Google, a pesar de que Volozh no quiso nombrarlos.

Yandex, que alcanzó los 1.400 millones de dólares (1.073 millones de euros) en su salida a Bolsa en Nueva York el año pasado, ha visto caer su cuota en el mercado de búsquedas ruso al 60 por ciento en el segundo trimestre frente al 64 por ciento del año anterior, según LiveInternet. Esto es debido parcialmente a los avances realizados por Google.

   "Estaremos creciendo al 30 por ciento aproximadamente el año que viene, pero no doblando cada año como nos hemos acostumbrado en estos últimos cuatro o cinco años. Necesitamos encontrar nuevos mercados, nuevas oportunidades (...) esto podría mejorar nuestros beneficios tremendamente", dijo Volozh.

   Yandex presentó unos beneficios de 20.000 millones de rublos (491 millones de euros) el año pasado y tiene una capitalización de mercado de 7.200 millones de dólares (5.514 millones de euros).

Google también está bajo presión por una desaceleración de sus beneficios y el pasado jueves sorprendió a los analistas reportando que los ingresos netos del principal negocio de la empresa crecieron un 17 por ciento interanual, la primera vez que su expansión es inferior al 20 por ciento desde el 2009.