El creador del vídeo del rey tailandés lo retira de YouTube pero otros usuarios vuelven a subirlo


El creador anónimo de un videoclip de 44 segundos que se burlaba del respetado rey de Tailandia retiró la grabación del sitio de intercambio de archivos YouTube el jueves tras las numerosas quejas de tailandeses ofendidos.

La página de YouTube recogía simplemente que el vídeo había sido «retirado por el usuario».

Sin embargo, el ministro de Comunicaciones, Sitthichai Pookaiyaudom, dijo que la Administración de Bangkok continuaría bloqueando YouTube (www.youtube.com) mientras permanecieran en la web dos imágenes consideradas ofensivas.

«Queremos que esas fotografías sean también retiradas del sitio», dijo a Reuters.

Anteriormente, Sitthichai acusó a YouTube, propiedad de Google, de no tener sentimientos ni sensibilidad cultural por negarse a retirar el archivo.

«Les dijimos lo profundamente ofendidos que estaban los tailandeses con el videoclip, pero contestaron que había más cosas ridículas del presidente Bush en la página y que seguían ahí», dijo.

«No creo que les importe cómo nos sentimos. Tailandia es un mercado pequeño para ellos», añadió.

Nuevos videos

El eco producido por la censura impuesta a Youtube en Tailandia ha promovido que otros usuarios hayan subido videos a este portal en el que se critican tanto a la monarquía como a la junta militar que tomó el poder en un golpe contra el gobierno demócratico.

En uno de los vídeos el rey aparece caricaturizado como un mono y acusa a la junta militar en el poder en Bangkok de «detestar la libertad de expresión». Otro clip muestra a un joven diciendo que se habría podido esperar «más tolerancia en un homosexual tan extravagante».

La aparición de estos nuevos vídeos es «otro ejemplo de la estupidez y la ineficacia de la censura», consideró CJ Hinke, coordinador de la organización Freedom Against Censorship (Libertad contra la censura).

Según él, la junta militar en el poder en Bangkok ha bloqueado 45.000 sitios, no solamente pornográficos, sino también políticos que difundían debates sobre la situación en el sur musulmán del país, donde una rebelión provocó más de 2.000 muertos.

«El Gobierno tailandés pretende no solamente censurar sitios pornográficos o ‘insultantes’ para la monarquía, sino también publicaciones que critican el golpe de Estado de septiembre de 2006 y otros relacionados con movimientos independentistas al sur del país», denuncia la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) en un comunicado.

Ante los nuevos vídeos, el portavoz del ministerio de Comunicación tailandés, Vissanu Meeyoo, indicó que se organizaría una reunión con los usuarios de la Red para discutir nuevas medidas a tomar. «La casa-matriz Google ha rechazado toda cooperación», declaró.

Una portavoz de YouTube habló de «decepción» ante el bloqueo del sitio en Tailandia. «Hemos pedido al Gobierno que ponga fin al bloqueo y esperamos con impaciencia la vuelta del servicio para nuestros usuarios tailandeses», añadió la portavoz Julie Supan.

Y es que a pesar de Google ha mostrado su interés en cooperar… los vídeos retirados son de nuevo subidos por otros usuarios como apoyo a la libertad de expresión vedada en el país asiatico.