El fenómeno Pokémon cumple doce años en España


Pokemon Rojo y Azul

Han protagonizado doce largometrajes, fueron portada de la revista Time, desfilan en la cabalgata del día de acción de gracias, tienen parques temáticos y su propia serie de animación, han aparecido como artistas invitados en Los Simpson o South Park, han vendido cientos de millones de piezas de merchandising… por no hablar de más de 207 millones de videojuegos en todo el mundo : es Pokémon, la saga portátil más vendida de la historia de los videojuegos en España. Tan sólo la anterior entrega (HearGold & SoulSilver) ha vendido en nuestro país más de 200.000 unidades en apenas nueve meses.

A pesar de estos datos, el origen de semejante fenómeno no podría ser más humilde. En 1990, un joven llamado Satoshi Tajiri acudió a las oficinas de Nintendo con una idea, la de un juego basado en la colección y el intercambio de seres de la misma forma que él había buscado y catalogado insectos en los suburbios de Tokio donde había crecido. Fue el mismo Shigeru Miyamoto, el mayor creador que ha dado la historia de los videojuegos padre de Mario o Zelda, el que se encargó de orientar a Tajiri hasta que seis años después vio la luz Pokémon. “Los arrozales y los ríos donde yo jugaba de pequeño ahora están cubiertos de cemento, pero la inquietud de los niños por descubrir y clasificar seres es la misma: mi idea era brindársela en un videojuego”, explicaba Tajiri.

En 1999, los Pokémon debutaron en España rebautizados como Pokémon Rojo y Pokémon Azul. En ellos los jugadores se ponían en la piel de un entrenador Pokémon y emprendían una aventura para descubrir nuevos Pokémon y crear una lista completa (o “Pokédex”) de todos los Pokémon de la región. Pues bien. En apenas quince días, el tiempo que tardó en agotarse el stock, se auparon al número dos de la lista de ventas anual. En 2000, coparon los cinco primeros puestos. Al año siguiente, repitieron triplete a la cabeza de los más vendidos. En 2002, Nintendo no lanzó ningún juego nuevo de Pokémon. Dio lo mismo: un título lanzado el año anterior se hizo con el número uno. Y así sucedió hasta la llegada de otros fenómenos de Nintendo DS como Nintendogs o Brain Training.

image

Pero lo primero es lo primero: ¿qué es exactamente un Pokémon? Pues son unas criaturas enigmáticas de muy diversos tipos. Algunas de ellas son salvajes, pero también pueden vivir en las ciudades y pueblos con los seres humanos. Se han descubierto hasta la fecha más de 490 clases diferentes de Pokémon, cada uno con sus propias características. Desde que comenzó la serie de Pokémon, la idea de coleccionar todos los Pokémon posibles ha atraído a los fans hasta el punto de procurar el equipo más completo posible. Por eso, el intercambio de Pokémon entre amigos es clave para el concepto de Pokémon: antiguamente se realizaba a través del cable Game Link de Game Boy, pero hoy en día existen otros métodos, como por ejemplo la Conexión Wi-Fi de Nintendo, que permite el intercambio de Pokémon con otros jugadores de cualquier parte del mundo.

Pokemon

En los juegos de Pokémon de la serie principal (a saber, Pokémon Edición Diamante, Pokémon Edición Perla, Pokémon Edición Platino o los recién lanzados Pokémon Edición Blanca y Pokémon Edición Negra) asumes el papel de un entrenador Pokémon. Como tal, tu deber es conformar un equipo de Pokémon y desarrollar sus capacidades para lo más importante dentro de este mundo: ¡los combates! Cuando capturas un Pokémon por primera vez, es probable que peque de debilucho. Pero si los haces combatir contra otros Pokémon (ya sean salvajes o pertenecientes a otros Entrenadores), se volverán más fuertes y serán más valiosos para tu equipo. La fuerza de un Pokémon se mide en niveles. Huelga decir que enviar a un Pokémon de nivel 5 a combatir contra otro de nivel 42 no sería muy recomendable, ya que casi con toda seguridad acabarías perdiendo. En fin, pura estrategia que seduce a los niños en cuanto leen con facilidad y los mantiene fieles al menos hasta cumplir los trece años.