El fundador de Livedoor y sus ejecutivos, condenados a indemnizar a los inversores


El Tribunal de Distrito de Tokio ha ordenado hoy al fundador de la empresa Livedoor, Takafumi Horie, y otros ejecutivos de la compañía a pagar 463.589 euros en compensación a las pérdidas de los inversores por un delito de fraude contable.

Agencias - Según la agencia local de noticias Kyodo, dos de los accionistas perjudicados por este fraude, un individuo y una empresa con sede en Osaka (centro del país), habían pedido inicialmente al Tribunal una compensación de 150 millones de yenes (1,12 millones de euros).

El juez encargado del caso estableció la cantidad a pagar por Horie y el resto de ejecutivos de Livedoor calculando una compensación de 200 yenes (1,5 euros) por cada una de las acciones que se vieron afectadas por el fraude.

Horie fue condenado por supuestos fraudes financieros y violación de las leyes bursátiles, en un caso que en enero de 2006 sacudió a la clase empresarial japonesa e hizo tambalearse a la Bolsa de Tokio.

El ex presidente y fundador de la empresa de internet Livedoor y otros cuatro directivos fueron acusados de manipular las cifras financieras de 2004 para elevar el valor de la empresa en la bolsa, mostrando ganancias de 5.000 millones de yenes (37,3 millones de euros) cuando en realidad la firma tenía pérdidas.

[tags]Livedoor[/tags]