El fundador de OpenLeaks destruye 3.000 cables no publicados de WikiLeaks


El ex ‘número dos’ de Julian Assange, Daniel Domscheit-Berg, decidió apartarse el pasado mes de diciembre del lado del fundador de WikiLeaks y creó una web rival "más transparente que la original, destinada a la publicación de documentos secretos y clasificados" denominada OpenLeaks.

   Pero antes de abandonar el barco, Domscheit-Berg, encargado de realizar copias de seguridad de los documentos, se llevó consigo cerca de 3.000 documentos que todavía no habían visto la luz con información recogida entre enero y agosto de 2010. Entre esos documentos se encontraban 5GB de datos relacionados con el Bank of America.

   Pero Domscheit-Berg, lejos de publicar dicha información ha tomado la decisión totalmente contraria, destruirla. De esta manera el ex ‘número dos’ de Assange ha decidido deshacerse de toda esta información no publicada porque es la única forma de mantener la seguridad de los informantes. Así lo ha asegurado el propio fundador de OpenLeaks al diario alemán Der Spiegel.

   Por su parte WikiLeaks confirmó esta destrucción este domingo a través de su cuenta oficial de Twitter. En uno de los ‘tuits’ de la organización se confirma que Domscheit-Berg (DDB, como lo nombran en Twitter) ha destruido información relacionada con empresas de Internet. "Podemos confirmar que los datos que DDB afirma haber destruido incluyen los acuerdos de EE.UU. con más de un centenar de empresas de Internet", asegura el ‘tuit’.

   Poco después, un nuevo ‘tuit’ publicado en Twitter por WikiLeaks aseguraba la destrucción de los 5GB de datos del Bank of America. "Podemos confirmar que los datos que DDB afirma haber destruido incluyen cinco gigabytes de The Bank oh America", aseguran.

   El pasado mes de diciembre, Domscheit-Berg anunció que el nacimiento de Openleaks.org tenía como fin suministrar un conducto que hiciera más fácil y más seguro para la gente corriente filtrar información de forma anónima a los medios y para el dominio público. No quiso dar detalles precisos sobre cómo funcionaría el sistema y qué páginas y organizaciones estarían implicadas pero aseguró que desde OpenLeaks se crearía "transparencia desde donde se rechaza".