El gigante chino Alibaba invade los EEUU


alibaba

Puso en marcha un centro de computación en la nube en Silicon Valley, el primero del gigante del comercio electrónico fuera de China. El centro de datos competirá con los servicios de Amazon, Microsoft y Google

Aliyun, la división en nube de Alibaba, busca que el nuevo centro de datos provea inicialmente a las compañías chinas operaciones en los Estados Unidos, entre ellas empresas minoristas, de internet y de videojuegos.

Posteriormente, el centro de datos apuntará a las empresas norteamerircanas que buscan una presencia en ambos países, dijo a la agencia de noticias Reuters Ethan Yu, vicepresidente de Alibaba del negocio internacional de la nube.

"Este es un movimiento muy estratégico para nosotros", dijo Yu, que no quiso decir cuánto invirtió Alibaba en el centro de datos y tampoco divulgó su ubicación por obvias razones de seguridad.

"La expansión internacional es realmente una estrategia de la compañía en los próximos años (…) Con el tiempo podemos ampliarnos a otras regiones, por ejemplo, a la costa este o a la parte central de los Estados Unidos, si nuestros clientes lo demandan", agregó.

Aliyun, que fue comparado con una versión en incipiente de Amazon Web Services, comenzó como parte de la infraestructura técnica interna de la compañía, pero desde entonces se expandió al ofrecer espacio de almacenamiento y procesamiento para pequeñas y medianas empresas de internet en China.

Si bien Alibaba domina el comercio electrónico en China, Aliyun, también conocido como Alibaba Cloud Computing, tiene una participación de mercado de solo 23% en su mercado de origen. La firma se enfrenta a competidores chinos y extranjeros, que van desde China Telecom a Microsoft y Amazon.

Sus centros de datos existentes abarcan las ciudades chinas de Hangzhou, Qingdao, Pekín, Shenzhen y también Hong Kong.