El grupo OI compra Brasil Telecom para crear un gigante en Brasil


El grupo brasileño Oi anunció este viernes la compra por 5.860 millones de reales (unos 2.241 millones de euros) de su rival Brasil Telecom para constituir el mayor grupo de telecomunicaciones del país.

Agencias - El acuerdo unirá a las dos mayores compañías de telefonía fija de Brasil y dará paso un gigante con presencia en en todos los Estados, excepto en Sao Paulo, donde opera Telefónica de España.

Juntas, Oi y Brasil Telecom tendrán aproximadamente el 70% de la telefonía fija de Brasil, el 18,5% del mercado de telefonía móvil y el 40% del mercado de banda ancha, según datos oficiales al mes de marzo.

El valor de la operación resultó más alto del estimado por la propia Oi, que en febrero dijo que sería de unos 5.000 millones de reales. Los 5.860 millones de reales que finalmente fueron acordados equivalen a 72,30 reales por acción de Brasil Telecom.

En un comunicado a los mercados, Oi, antes grupo Telemar, dijo que el acuerdo depende de cambios en las leyes brasileñas que prohíben que un grupo controle dos concesiones separadas.

Imagen

 

El Gobierno brasileño ya ha dado señales de estar a favor de modificar las normas legales para permitir la concreción de la operación.

El banco Credit Suisse estará a cargo de la adquisición hasta que la Agencia Nacional de Telecomunicaciones de Brasil ponga en práctica las nuevas normas que permitirán la conclusión definitiva del negocio.

Si las enmiendas a la legislación no son sancionadas en 240 días, el negocio caerá y Oi deberá pagar una multa de 490 millones de reales (unos 187,5 millones de euros).

Oi explota la telefonía fija en el noroeste, norte, noreste y sureste de Brasil y la fusión refuerza su liderazgo en ese sector. Sus acciones pertenecen a inversores brasileños, fondos de pensión y al Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

Brasil Telecom es el operador de telefonía fija del norte, centro-oeste y sur del país. Entre sus principales accionistas se contaba el grupo estadounidense Citicorp, que se desligó de la empresa durante las negociaciones con Oi que se desarrollaron desde enero pasado.

Independientemente del cierre del contrato, Oi pagará a Brasil Telecom 315 millones de reales (unos 120,5 millones de euros) para que resolva disputas entre varios de los grupos que tienen sus acciones.

La empresa fusionada tendrá 22,2 millones de clientes, sobre un total nacional de 34,83 millones, según estadísticas del sitio de telecomunicaciones Teleco.

Tras el anuncio, el Gobierno volvió a dar señales de que allanará el camino para que el negocio sea perfeccionado.

"Esto es un hecho importante que coloca a Brasil en la vanguardia de las telecomunicaciones", dijo en una nota el ministro de Comunicaciones, Helio Costa.

Reiteró que con esta fusión de capitales exclusivamente nacionales, Brasil se tornó más competitivo en el sector de telecomunicaciones, especialmente en los mercados de América Latina y África.

Costa fue un defensor entusiasta de la fusión por considerar que estratégicamente coloca a Brasil en mejor posición para competir contra los gigantes mexicanos y españoles del sector.

[tags]Telefonía Brasil[/tags]