«El mejor móvil del 2013» fue derrotado ampliamente por el Galaxy S4


HTC-one-mini

 

El HTC One fue considerado por la critica como el mejor móvil del 2013, sin embargo los consumidores no tuvieron la misma opinión.

Fueron lanzados al mercado en el mismo periodo, compartieron un precio similar… pero los consumidores se decantaron hacía el Samsung Galaxy S4 y no hacía el HTC One.

Todo ello a pesar de que el smartphone de la marca taiwanesa llegó al mercado apoyado por una de las más importantes campañas de marketing, criticas favorables de expertos e importantes premios, como el ser elegido mejor móvil del año.

Según los datos que maneja la industria, durante los dos primeros meses de ambos dispositivos en el mercado las ventas se decantaron masivamente hacía el equipo de Samsung. Así en ese periodo, HTC consiguió vender 5 millones de unidades y Samsung 20. Es decir, por cada HTC One vendido, los consumidores se llevaron 4 de Samsung.

Quizás parte de culpa de ese balance desfavorable se debiera a los propios problemas de la compañía que, por ejemplo, no preveyó una ruptura de stocks y cuando se produjo tardo más tiempo del preciso en  entregar nuevas unidades al canal de distribución.

Lo que si deja claro este hecho es que de nuevo nos encontramos con la paradoja de que ser o ser valorado como el mejor no siempre supone un éxito de ventas.