El número de hogares con TV baja en EE.UU. por primera vez en 20 años


El porcentaje de viviendas con televisores en Estados Unidos ha descendido respecto al año anterior por primera vez en 20 años. En 2010 el 98,9 por ciento de las viviendas americanas tenían al menos un televisor.

 

En 2011 el porcentaje ha disminuido hasta el 96,7 por ciento. Los expertos apuntan a Internet y a la televisión digital como principales causas.

   El número de televisores ha sido un valor en alza en los últimos 20 años. En prácticamente todas las casas de Estados Unidos había por lo menos un televisor, confirmando este medio como el más popular en el país. La época dorada de la televisión podría haber pasado a la historia e Internet es uno de los culpables.

   El estudio sobre el volumen de televisores en Estados Unidos ha sido realizado por la prestigiosa compañía Nielsen y publicado por el diario estadounidense The New York Times. Según los datos publicados, por primera vez en 20 años se ha detectado un descenso en el número de hogares con televisión en Estados Unidos.

   En 2010 prácticamente todos los hogares contaban con un televisor, consiguiendo un 98,9 por ciento. Los últimos muestreos realizados Nielsen en 2011 aseguran que la cifra ha descendido hasta el 96,7 por ciento, rompiendo una tendencia ascendente que venía produciéndose desde hace 20 años.

   Los expertos que han confeccionado el estudio apuntan a dos aspectos clave para este histórico descenso. El primero es la implantación de la televisión digital. Desde Nielsen se explica que la obligación de contratar un descodificador ha provocado en parte de los usuarios el abandono de su televisión.

   El segundo aspecto clave para este descenso es el del aumento en el uso de Internet y su servicio. Los analistas sobre todo apuntan a los usuarios más jóvenes, asegurando que las nuevas generaciones prefieren Internet al medio tradicional de la televisión.

   La oferta de contenidos en 'streaming' en Estados Unidos es una de las mejores. Servicios como Hulu o Netflix han demostrado que una distribución de series y películas por Internet es posible y puede ser rentable. Los usuarios podrían ir pasándose a este tipo de servicios y abandonando el consumo tradicional de televisión de forma paulatina. Los datos de Nielsen apuntan a que los jóvenes son los primeros que están optando por este sistema y están abandonando el sistema tradicional de televisión.

   En España este tipo de servicios de distribución por el momento no están consolidados, pero según los datos de Nielsen, todo apuntan a que el futuro de la televisión pasa por Internet. El descenso en el número de hogares con televisión en Estados Unidos puede ser el primer paso hacia una tendencia mundial en este sentido.