El teléfono modular de Google llegará en enero de 2015


google-ara

En la primera conferencia de desarrollo para el proyecto «Ara», la compañía anunció el primer kit comercial aunque no se indicó a qué precio se venderá

 

Ayer se realizó la primera conferencia para desarrolladores sobre el proyecto «Ara», la iniciativa de Google para crear teléfonos «modulares», donde componentes como la pantalla, la batería, el procesador, la cámara y otros se integran con el teléfono a través de partes individuales, fácilmente intercambiables.

La iniciativa surgió hace un año pero se volvió conocida algunos meses después, luego de que el proyecto «Phonebloks», que buscaba la creación de un teléfono en bloques que sería más económico, se volviera popular en la red.

El proyecto está a cargo de ATAP (sigla en inglés de «Tecnología y Proyectos Avanzados»), un área surgida en Motorola durante su tiempo en Google y que luego fue heredada tras la venta del fabricante de teléfonos a Lenovo.

Durante la conferencia realizada ayer se reveló el kit modular para desarrolladores y se anunció que en enero de 2015 se lanzará el primer teléfono de Ara. Bautizado como el «Teléfono Gris», el equipo será muy básico, incluyendo sólo una pantalla, un procesador y un módulo WiFi. Aunque el equipo tendrá un costo de producción de US$ 50, no se indicó a cuánto se venderá.

En el encuentro también se detalló parte de la tecnología de los módulos, que se conectarán al teléfono usando imanes electropermanentes que también actúan como un «interruptor virtual», ya que al conectarlos, el bloque empieza a funcionar automáticamente.

Los usuarios podrán elegir el diseño de sus módulos a través de una herramienta bautizada como «Ara Configurator» y que funcionará de forma similar a «Moto Maker», el seleccionador de colores y materiales desarrollado por Motorola para su teléfono Moto X.

El equipo de Ara reiteró ayer que su objetivo es terminar las bases de la plataforma para después liberarla a Google y los desarrolladores interesados. En ese sentido, Paul Eremenko, director del proyecto, afirmó que su trabajo en Google termina el 1 de abril de 2015, al igual que la mayoría del equipo.

Antes de ese plazo tendrán que resolver algunos de los problemas que todavía afectan al concepto, como el rendimiento de la batería o el hecho de que Android aún no soporta este tipo de desarrollos. Además deben resolver el principal obstáculo: que el costo de fabricar los bloques sea suficientemente bajo como para que adquirir un equipo Ara y las piezas para actualizarlo cada cierto tiempo sean una alternativa atractiva sobre el modelo actual de compra de teléfonos.