Es necesario potenciar la industria española de videojuegos, reclaman empresarios del sector


mujer-videojuegos-petitLa Asociación de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (aDeSe) se felicita por el nacimiento de Gammick Entertainment S.L., una empresa dedicada a la producción de videojuegos que llega al mercado español con la misión de gestionar y tutelar creaciones de empresas de desarrollo a nivel nacional e internacional.

 

En opinión de Carlos Iglesias, Secretario General de aDeSe, “el nacimiento de Gammick responde a las necesidades generadas por la creciente industria del videojuego español que reclama un equilibrio entre consumo y desarrollo. Hasta la fecha sólo una empresa española, Pyro Studios, ha alcanzado el éxito en los mercados internacionales demostrando la capacidad de los desarrolladores españoles para abordar proyectos de tal envergadura”.

El continuo ascenso en el consumo de hardware y software convierte a España en un país básicamente orientado a la distribución, situado desde el año 2004 en la cuarta posición del ranking europeo, con una facturación de 967 millones de euros para el año 2006. No ocurre lo mismo, sin embargo, en el caso del desarrollo de videojuegos, actividad en la que nuestro país se encuentra muy a la zaga, concretamente en el octavo puesto dentro del ranking de países de la UE, por detrás de Holanda, Noruega o Italia, que carecen de una tradición de consumo tan asentada como la española.

“Pese a los buenos resultados obtenidos año tras año, España sigue compitiendo en clara desventaja con el resto de países situados en los primeros puestos europeos, como Reino Unido, Alemania y Francia, que comparten el denominador común de contar con el apoyo de sus respectivos gobiernos en gran parte de sus acciones de I+D+i. Es por ello que desde aDeSe nos congratulamos de que, pese a esta falta de apoyo institucional, existan empresas emprendedoras e innovadoras capaces de apostar por España y valorar su potencial de mercado emergente para los proyectos de desarrollo de videojuegos”, señala Iglesias.

El equipo de Gammick, que cuenta con un estudio de creación propia con sede en Barcelona, está integrado por profesionales del sector con hasta quince años de experiencia en el desarrollo, producción y distribución internacional de videojuegos. “La ventaja más inmediata de potenciar el desarrollo sería que los talentos y creativos españoles no tendrían que emigrar a otros países donde poder desarrollarse como profesionales”- indica Carlos Iglesias- “Mejores juegos con más empresas apoyándolos y mejores profesionales formados supondrían un impacto muy positivo en el empleo y en las importaciones. La calidad constituiría nuestro valor añadido al trabajo para competir con economías basadas en mano de obra barata como China, India o Países del Este, donde se contratan diseñadores y/o programadores a mejor precio pero con menor cualificación”.