Europa podría investigar las "exclusivas" del iPhone en Europa


iphone-alemania-petitLos acuerdos entre operadores y Apple vulneran el marco de mercado único.

Vodafone ha desafiado en Alemania a la todopoderosa Deutsche Telekom al denunciarla ante los tribunales por el acuerdo de exclusividad en la venta del iPhone en ese país.

Ha sido la primera demanda pero no será la última. Según fuentes cercanas a la industria, la misma Vodafone se plantea tomar medidas similares en otros países europeos en el que los consumidores se vean perjudicados en su intención de compra por la obligación de asociar ese terminal con un operador determinado.

También otras operadoras que se encuentran afectadas por esta situación podrían sumarse al carro e inundar los servicios de competencia o los tribunales con demandas similares.

La mayoría están a la espera de como se resuelve la situación en España e Italia, los otros dos grandes mercados en los que aún no se ha concretado oficialmente el operador "exclusivo" y los planes de comercialización del iPhone.

Francia quedaría, por el momento, al margen de esta polémica. Orange venderá una versión libre del iPhone por lo que cualquier consumidor podrá comprarlo y asociarlo a la operadora que desee conforme a las normas del país vecino.

Europa investiga en la sombra

Las operadoras ya han sondeado a la todopoderosa Comisaría de la Competencia para conocer su opinión sobre esta situación.

Por el momento Bruselas no dice nada. Sin embargo, la opinión generalizada es que podría actuar si no se alcanza una solución favorable que beneficie a consumidores y a operadores alternativos.

Recuerdan que ya están investigando a Apple por la asociación de iTunes con el iPod ya que en su opinión esta situación restringe los derechos de los consumidores y es un obstáculo a la libre competencia.

Pero las críticas veladas de los operadores y de algunas organizaciones de consumidores van más allá al afirmar que la "exclusividad territorial" contraviene el marco de mercado único de la Unión Europea y el derecho a adquirir cualquier bien en cualquier parte sin restricciones.

Así organizaciones de consumidores están dispuestas a defender en tribunales y ante Bruselas el derecho de los consumidores alemanes, españoles o franceses de poder comprar el terminal en cualquier país de la Unión y activarlo en su territorio con la operadora que deseen.

Los consumidores afirman que asociar la compra del iPhone con unos planes de consumo es contrario a sus derechos y más cuando no es posible comprarlo libre.

Organizaciones alemanas plantean, también, la injusticia que supone que sus vecinos franceses pueden comprarlo libre mientras que en su país estén obligados a hacerlo a través de T-Mobile. Y se preguntan, ¿Que sucederá cuando un consumidor alemán compre un iPhone en Francia y deba cambiar la batería o repararlo en el servicio oficial de Apple?