Google continúa persiguiendo la “reinvención” de Internet, ahora con un sistema público de DNS’s


dns

 

La compañía del buscador asegura que su sistema es más rápido y seguro que el tradicional. Google continúa así la escalada en la “reinvención” de ciertos protocolos y herramientas de Internet.

Guillem Alsina ([email protected]) – Después de haber presentado su propia revisión del protocolo HTTP llamada SPDY a mediados del mes pasado, Google continúa su campaña para revolucionar los cimientos de la infraestructura de software sobre la que se basa Internet. Esta vez le ha tocado el turno al servicio DNS con un servidor propio que ya es utilizable.

Cuando tecleamos un nombre de dominio en la barra de direcciones de nuestro navegador web (como por ejemplo www.imatica.org), este se envía a los denominados servidores DNS (Domain Name Server) que realizan la traducción a una dirección numérica que es la que utilizan las computadoras conectadas a la Red de redes para entenderse entre ellas, poder localizar la máquina a la que queremos acceder y, finalmente, establecer la comunicación e intercambiar los datos necesarios para que nuestro navegador pueda mostrar la página web deseada. Esta dirección, llamada IP (por Internet Protocol) es del tipo xxx.xxx.xxx.xxx, correspondiendo cada grupo xxx a un número de tres dígitos que se encuentra entre 0 y 255. Evidentemente, recordar las direcciones numéricas de los servidores a los que accedemos con más frecuencia se convierte en una tarea más difícil que recordar los nombres. Y si no, hagan la prueba: ¿les es más fácil recordar www.imatica.org o 216.39.57.107?

Pese a que de cara al público no podemos hablar, al menos por el momento, de una especificación que cambia la forma de operar de los servidores DNS, como sí hizo Google con SPDY respecto a HTTP, ni de un software, sí podemos hablar de un servicio utilizable. Los servidores DNS de Google ya están disponibles para que aquellos internautas que lo deseen puedan configurarlos como sus servidores por defecto. La mayoría de los usuarios utiliza los servidores DNS de la operadora que le proporciona el acceso a Internet o, en todo caso, otros alternativos que conozcan como pueden ser los de otra operadora (más rápidos). Con simplemente cambiar sus DNS’s por las de Google, teóricamente la resolución de nombres será más rápida.

Estas DNS’s han sido publicadas y son 8.8.8.8 y 8.8.4.4 . Google también ha hecho públicas las instrucciones necesarias para que los internautas neófitos puedan cambiar la definición de los servidores DNS en sus máquinas, advirtiendo no obstante que no se trata de una tarea trivial, ya que cualquier error puede impedir la correcta conexión a Internet.

En cuanto a la seguridad de este sistema DNS “paralelo”, Google pone especial énfasis en evitar el tipo de ataque llamado DNS cache poisoning, que consiste en alterar los datos almacenados en el servidor DNS para redirigir las peticiones de los usuarios a computadoras que pueden alojar malware.

Copyleft 2009 www.imatica.org
Esta obra se encuentra sujeta a la siguiente licencia:
La difusión, reproducción y traducción de este texto se permite libremente en cualquier medio o soporte con las únicas obligaciones de mantener la presente licencia e incluir un enlace o referencia a la página en la que se encuentra el original dentro del servidor www.imatica.org . En medios audiovisuales se requiere la cita al medio www.imatica.org

[tags]Google,DNS[/tags]