Grupos internacionales se posicionan contra la expansión de dominios online


dominios

Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional y otros 26 organismos internacionales están presionando a los responsables de Internet para impedir que direcciones que acaben en ‘.un’ o ‘.imf’ sean tomadas por ciberusurpadores en una próxima expansión de los nombres de dominio.

Los grupos hicieron la solicitud en una carta, de la que Reuters obtuvo una copia, a la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers, o ICANN. La carta no llevaba fecha aunque una fuente dijo que había sido remitida el pasado martes.

La ICANN, una corporación sin ánimo de lucro, ha dicho que la explosión de Internet ha llevado a una escasez de posibilidades de nombres de web, lo que ha exigido al organismo a ampliar las opciones que permiten a las compañías usar el propio nombre de la firma o una marca popular como dominio de alto nivel.

Eso preocupa a las organizaciones intergubernamentales. «Las preocupaciones de la comunidad IGO (organización intergubernamental) tienen que ver con el aumento del potencial del registro y uso engañoso de nombres de IGO y acrónimos en el sistema de nombres de dominios cuando se lleve a cabo el plan de expansión de la ICANN», han indicado.

Quienes obligan a cumplir la legislación, entre ellos la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, también han mostrado su preocupación de que la expansión pueda llevar a una expansión del fraude.

Los críticos de la ICANN dicen que la organización no ha logrado mantener un registro exacto de URL, poniendo como ejemplo registros de los personajes de Disney con direcciones y números de teléfonos inválidos.

Bajo el nuevo programa, costará 185.000 dólares (unos 137.000 euros) registrar un dominio de alto nivel, y la propiedad implicará gestionar el registro. Un dominio de alto nivel se refiere a la palabra que aparece a la derecha del punto en una URL, como ‘com’ u ‘org’.

El ICANN hará público quién solicita un dominio de alto nivel, eliminando de esa manera proxies, y llevando a cabo comprobaciones sobre el historial policial del solicitante, ha confirmado el portavoz de ICANN, Brad White. «Lo que hicimos fue tomar el espacio actual, el espacio actual de nombre de dominio e intentar mejorarlo. ¿Es perfecto? No», ha añadido White.

Sin embargo, Dan Jaffe, un destacado miembro de un grupo de presión que trabaja para la Asociación Nacional de Anunciantes de Estados Unidos, calificó de inadecuadas estas medidas adicionales.

Las compañías se verán forzadas o a gastar 185.000 dólares para comprar cada versión de su nombre o marca como dominio de alto nivel, o mantenerse sobre los solicitantes para echar atrás a cualquier posible ciberusurpador, ha comentado. «El gasto defensivo será enorme,» ha explicado Jaffe, estimando que será de miles de millones.

[tags]dominios[/tags]